Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor de la matanza de Charleston avisó a sus amigos de que planeaba un tiroteo

La Policía identifica al joven que asesinó a 9 personas en Carolina del Sur como Dylann Roofcuatro.com

Dylann Roof, el autor confeso de la matanza de Charleston, habría avisado a sus amigos de queplaneaba un tiroteo de forma inminente, tal y como asegura uno de los amigos de Roof. Christon Scriven, afroamericano, asegura que no dio credibilidad a los planes de su amigo, de quien asegura que nunca tuvo constancia de sus ideas racistas. Sus amistades aseguran que Roof adquirió el arma recientemente y que él figuraba como su propietario.

Dylann Roof, el autor confeso de la matanza de nueve personas en una iglesia de Charleston (Carolina del Sur), comentó en su entorno de confianza que planeaba cometer un tiroteo de forma inminente, según ha contado uno de sus amigos.
Christon Scriven, de 22 años, ha asegurado que Roof le confesó que quería perpetrar un ataque en una universidad y se marcó un plazo de siete días. "Dijo que el miércoles todo iba a haber pasado", ha declarado, en una entrevista con NBC News.
Inicialmente, no dio credibilidad a los planes de su amigo y no supo de su acción hasta que Roof no fue identificado por las autoridades como autor de la masacre de Charleston. "No me puedo quitar de la cabeza lo que hizo", ha dicho Scriven, quien ha considerado que finalmente su amigo llevó a cabo "lo que dijo que iba a hacer".
Sin embargo, Scriven, afroamericano, ha negado que tuviese constancia de ideas racistas por parte de Roof, a pesar de todas sus víctimas eran de raza negra y, según las autoridades, profirió varios insultos antes de abandonar el lugar del tiroteo.
Por otra parte, tanto Scriven como otro amigo, Justin Meek, de 17 años, han asegurado que Rooof les había comentado recientemente que había adquirido una pistola y que figuraba como propietario del arma. Fuentes de los servicios de seguridad han confirmado que el arma utilizada había sido adquirida por el tirador confeso.