Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades cubanas realizaron más de 9.300 "detenciones arbitrarias" en 2016

Las autoridades cubanas realizaron en 2016 9.300 "detenciones arbitrarias", alrededor de mil más que el año anterior, según un balance del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), que ha denunciado un "recrudecimiento" de la represión contra la oposición coincidiendo con la apertura de la isla a la comunidad internacional.
El Observatorio ha constatado 9.351 arrestos arbitrarios en 2016, 5.383 de ellos contra mujeres. "La represión ha salido de los márgenes de la oposición, entrando con fuerza en otros sectores de la sociedad civil", ha lamentado la organización disidente en un informe.
Para el OCDH, "Cuba continúa siendo un país en el que se violan de manera generalizada y sistemática los Derechos Humanos y donde se reprime, persigue e intimida a sus defensores", al margen del supuesto aperturismo político de los últimos años.
En este sentido, la organización ha recordado que la isla sigue sin contar con partidos políticos o unas elecciones "plurales", víctima de un sistema "intolerante" que ha llevado a los cubanos a un "paupérrimo nivel de vida". Asimismo, ha denunciado una violación "sistemática" de los derechos de los trabajadores.
"Los avances en el proceso de normalización de las relaciones entre
los gobiernos de Estados Unidos y Cuba --que ya entra en su tercer año-- no han repercutido de manera positiva en el ejercicio de los Derechos Humanos en la isla, ni siquiera de los derechos económicos", ha lamentado el OCDH.
Las críticas se extienden no sólo al enfoque adoptado por Washington, sino también al de Bruselas, en la medida en que el Observatorio considera "escasa" la influencia que tiene ahora la Unión Europea. En este sentido, ha lamentado el "talante voluntarista y aquiescente" del bloque comunitario, que ha dado carpetazo a la Posición Común impulsada por España en los noventa.