Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades chinas habilitan centros para abandonar niños

Un padre chino de 21 años toma la decisión más difícil de su vida: abandonar a su bebé que tiene hidrocefalia porque no puede darle los cuidados que necesita. Llega a un centro habilitado por el gobierno para niños abandonados en China pero se lo impiden porque no es de esa ciudad. Este es uno de los centros que el Gobierno chino ha habilitado para acoger a estos niños abandonados por sus familias. Acaba de abrir sus puertas y en solo 10 días han llegado más de 100 niños, todos con problemas. China tienen entre 700.000 y un millón de niños en orfanatos.