Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades de Israel expulsan a familiares del palestino que mató a cuatro militares

Las fuerzas de seguridad de Israel han retirado los permisos de residencia en Jerusalén Este a más de una decena de familiares de Fadi al Qunbar, el palestino que atropelló el sábado a un grupo de militares y causó cuatro víctimas mortales.
Los efectivos israelíes se han personado este martes en el barrio de Jabal al Mukabbir para expulsar a 13 parientes del terrorista, a pesar de que la familia ha alegado que no tenía constancia de sus planes, según la agencia de noticias Maan.
El Gobierno de Israel ha enmarcado estas decisiones dentro de su política de "tolerancia cero" hacia las personas involucradas en actos de terrorismo. No es la primera vez que toma represalias contra las familias de los atacantes, a las que llega a penalizar con la demolición de viviendas.
Al Qunbar murió abatido poco después de perpetrar el atropello, captado por las cámaras de seguridad de la zona. La autopsia realizada al cuerpo ha permitido constatar que fue tiroteado tanto por militares como por civiles, según el periódico israel 'Yedioth Ahronoth'.