Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor de la matanza en Washington fue dado de baja en la Marina por “mala conducta”

El alcalde de Washington, Vincent Gray, ha fijado en 13 muertos y catorce heridos el balance del tiroteo efectuado contra el cuartel de la Marina de la capital estadounidense. Hasta ahora, las autoridades estadounidenses han podido determinar que el autor es Aaron Alexis, de 34 años de edad y que en mayo de 2007 se alistó como reservista en la Marina, donde estuvo trabajando en los sistemas eléctricos hasta enero de 2011, cuando fue expulsado por mala conducta.

Los hechos ocurrieron en el Cuartel General del Mando de Sistemas Navales en el Washington Navy Yard a las 8:20 horas locales del lunes, cuando el presunto autor, identificado como Aron Alexis entró en el edificio con un rifle de asalto AR-15 y comenzó a disparar al personal, matando a 12 personas e hiriendo a otras catorce.
En el edificio donde se ha producido el tiroteo trabajan 3.000 personas. El Mando de Sistemas Navales (NAVSEA) es el mayor de los cinco que integran la Marina estadounidense y tiene un presupuesto anual de unos 30.000 millones de dólares.
Aaron Alexis, el autor del tiroteo de Washington

Perfil del sospechoso
El FBI ha solicitado la colaboración de la ciudadanía para recabar información sobre Alexis. "Ningún detalle es pequeño. Queremos saber todo lo que podamos sobre sus últimos movimientos y sus contactos", ha dicho Valerie Parlave, adjunta a la Dirección.
 Hasta ahora, las autoridades estadounidenses han podido determinar que Alexis tenía 34 años de edad y que en mayo de 2007 se alistó como reservista en la Marina, donde estuvo trabajando en los sistemas eléctricos hasta enero de 2011, cuando fue expulsado por mala conducta.
Desde entonces, estaba trabajando para el contratista civil Hewlett-Packard (HP) para los servicios de tecnología de la información de la Marina. Sus amigos han revelado que estaba enfrentado con HP por una cuestión de dinero.
Las primeras investigaciones apuntan a que Alexis consiguió entrar legalmente al cuartel de la Marina gracias a su tarjeta de identificación como trabajador de HP, aunque se desconoce si seguía trabajando para la empresa informática.
Máxima Alerta
A raíz de este tiroteo, las autoridades estadounidenses han declarado el estado de máxima alerta en Washington. La seguridad se ha reforzado en torno a edificios públicos, sobre todo gubernamentales, y a escuelas, donde son habituales estos sucesos.
Poco después, un hombre ha lanzado varios petardos contra la valla norte de la Casa Blanca, desatando el pánico. Sin embargo, el portavoz del Servicio Secreto, Ed Donovan, ha desmentido que haya habido otro tiroteo en la residencia presidencial.
El presidente estadounidense, Barack Obama, ha expresado su solidaridad con los afectados por este "ataque cobarde". "Nuestros pensamientos y oraciones están con todos ellos", ha dicho. Además, ha anunciado la apertura de una "profunda" investigación.