Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre por el ataque con camión en Estocolmo

Detenido un hombre por el ataque con camión en EstocolmoREUTERS

Un hombre ha sido detenido en un barrio del norte de Estocolmo por su presunta relación con el atropello cometido en una céntrica calle comercial de la capital sueca, según ha informado la Policía, que ha elevado a cuatro el número de fallecidos como consecuencia del ataque.

"Ha sido detenida una persona que podría estar vinculada con el suceso. No podemos decir nada más sobre el arresto por el momento", ha informado la Policía de Estocolmo en un breve comunicado.
El sospechoso, detenido en la zona de Marsta con heridas leves, habría confesado ya a las autoridades ser el conductor del camión que arrolló a un grupo de personas en la zona de Drottningatenm, según fuentes citadas por el periódico 'Aftonbladet'.
El primer ministro sueco, Stefan Lofven, ha considerado el incidente un "acto de terrorismo", si bien por el momento no ha trascendido la motivación del detenido ni si actuó solo. Tampoco se ha aclarado su relación con las dos personas que han sido interrogadas ni con el hombre cuya imagen había difundido la Policía un par de horas antes.
El atropello, cometido poco antes de las 15.00 horas, se ha saldado con al menos cuatro muertos y 15 heridos, según un nuevo balance confirmado por la Policía. El camión, robado este mismo viernes a un repartidor de bebidas, terminó embestido en unos grandes almacenes tras provocar el caos en la zona.
La huída del conductor obligó a la Policía a activar todas las alarmas e instar a los ciudadanos a evitar la zona centro de Estocolmo. El transporte público también ha quedado paralizado durante horas y se ha ido reanudando progresivamente, aunque a última hora del día los trenes seguían sin parar en las dos estaciones más cercanas al lugar del ataque.