Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos atentados suicidas contra iglesias coptas de Egipto dejan 45 muertos

45 personas han muerto y los heridos rebasan ya al centenar tras dos atentados perpetrados este domingo en dos iglesias coptas de Egipto a menos de tres semanas de la visita del Papa Francisco para subrayar los lazos de concordia precisamente con esta comunidad, modelo de convivencia interreligiosa con el mundo musulmán.

Ambos atentados habrían sido perpetrados por terroristas suicidas: el primero en la Iglesia de San Jorge, en la localidad de Tanta, al norte de El Cairo, y el segundo en la Catedral de San Marcos de Alejandría.
La primera explosión ha arrojado un balance de 27 muertos y 78 heridos, de acuerdo con el Gobierno egipcio, mientras que la segunda ha causado por el momento 18 fallecidos y 66 heridos, también según las autoridades del país, en este caso el Ministerio de Sanidad.
Esta segunda explosión ha tenido lugar durante una celebración pascual presidida por el Papa de la Iglesia copta, Teodoro II, que ha resultado ileso, según ha confirmado su secretario.
Según medios nacionales, el suicida habría sido identificado antes de hacer estallar su carga en el interior de la catedral. Acorralado por los servicios de seguridad, hizo estallar su carga, llevándose consigo al menos a tres agentes.
Antes de conocer la segunda explosión, el Papa Francisco transmitió sus condolencias por el atentado de Tanta durante su homilía dominical en la plaza de San Pedro. "Que el Señor convierta el corazón de los que siembran violencia y muerte y también el de aquellos que hacen y fabrican armas", ha señalado durante el ángelus.
DESACTIVADA UNA BOMBA EN UNA MEZQUITA
La Policía egipcia ha desactivado dos artefactos explosivos colocados en la Mezquita de Sidi Abdel Rahim, en la ciudad de Tanta. 
La mezquita, que además incluye un santuario sufí, es considerada como la segunda más importante de la ciudad y ahora mismo está acordonada por las fuerzas de seguridad, según ha informado el diario Al Ahram.