Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el responsable del ataque contra la discoteca Reina en Estambul

Las fuerzas de seguridad turcas han detenido al presunto responsable del ataque contra la fiesta de Nochevieja de la discoteca Reina de Estambul en el que murieron 39 personas. La policía turca han difundido una fotografía del sospechoso e incluso un vídeo del momento de la detención.

El sospechoso es Abdulgadir Masharipov, detenido en la casa de un amigo kirguís situada en el barrio de Esenyurt, en Estambul, según informa el periódico turco 'Daily Sabah' en su edición digital.
Además de Masharipov y su cómplice, las fuerzas de seguridad han encontrado al hijo de cuatro años del sospechoso.
Masharipov, presunto miembro del Estado Islámico, ha sido trasladado al cuartel general de la Policía en Estambul. Junto a él han sido detenidas otras cuatro personas: un hombre kirguís y tres mujeres de distintas nacionalidades.
La Policía seguía a Masharipov desde la madrugada del 1 de enero y anteriormente asaltó una casa en el barrio de Maltepe, en Estambul, donde localizaron a su esposa.
Tras el ataque contra la discoteca Reina, Masharipov se desplazó hasta una casa de Zeytinburnu donde se encontró con su esposa, le dijo a ella y a su hijo cuatro años que se despidieran y se marchó, según ha relatado la mujer.
Según las informaciones difundidas la semana pasada por el diario local 'Hurriyet', el atacante llegó a Estambul el 15 de diciembre desde la provincia de Konya, donde era miembro de una célula de Estado Islámico.
Dicha célula, integrada por un número indeterminado de uzbekos, continuó dando apoyo a Masharipov, cuyo apodo era 'Abu Mohamed Jorasani'.
Por su parte, el diario local 'Milliyet' indicó que Masharipov reside en Turquía desde 2011, y sus actividades en el país desde entonces están siendo rastreadas e investigadas.