Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tesis del 'lobo solitario' como autor del atentado cobra fuerza entre los expertos

Restos de la tapa de una olla a presión utilizada como bombaReuters

Los dispositivos utilizados para matar y herir a cientos de personas en el maratón de Boston son típicos de los llamados 'lobos solitarios', término utilizado por los expertos para llamar a terroristas que actúan por su cuenta sin el apoyo de una organización concreta. La olla a presión llena de clavos y rodamientos es tan fácil de fabricar como difícil de rastrear, han asegurado los expertos del FBI que se encargan de la investigación de lo ocurrido este lunes en la ciudad estadounidense.

Los explosivos, probablemente dinamita o algún combustible orgánico, que contenían las dos ollas utilizadas como bombas, son accesibles en numerosas tiendas de EEUU y este artefacto casero es una receta ampliamente recomendada por Al Qaeda  a sus seguidores de todo el mundo, según ha explicado un experto al portal de la CNN.
Este método de usar clavos y otros desechos metálicos como metralla, también ha sido adoptado por extremistas de derecha en EEUU por lo que la amenaza de un 'lobo solitario' alarma a los servicios de inteligencia del país.
"Esto es lo que más preocupa", dijo una fuente cercana a la investigación, sobre la tesis del 'lobo solitario', como responsable del atentado durante el maratón de Boston en el que murieron este lunes tres personas y 176 heridos.
No hay evidencia de que Al Qaeda o cualquiera de sus partidarios esté involucrado en el ataque de Boston, como tampoco está claro si  fue obra de una o más personas.
Sin embargo, agentes del FBI hablan de que desde numerosas publicaciones y portales de internet del grupo terrorista se recomendaba la fabricación en casa de este tipo de dispositivos.
Esta fórmula, sin embargo, no es exclusiva del terrorismo islámico y un investigador aseguró que las ollas a presión también han sido utilizadas como bombas por el militante de extrema derecha, Erich Rudolph, en un parque de Atlanta durante los Juegos Olímpicos de 1996.
Al igual que en los atentados en Boston, estos dispositivos se ocultaron en una mochila, según un informe del Departamento de Seguridad Nacional que detalla aquel ataque.
El ciudadano estadounidense de origen paquistaní Faisal Shahzad intentó detonar un vehículo bomba en Times Square en 2010. El artefacto  era una olla a presión con un centenar de petardos".
Shahzad había recibido entrenamiento para fabricar bombas con los talibanes paquistaníes.
Ese mismo año, otro paquistaní, Taimur Abdulwahab al-Abdal, viajó a Suecia desde Inglaterra, donde construyó una bomba de gran alcance, aunque rudimentaria, utilizando ingredientes fáciles de conseguir, como ollas a presión, fuegos artificiales, productos químicos, explosivos y clavos y rodamientos.
 Abdulwahab al-Abdal había recibido este entrenamiento en Irak. El terrorista murió cuando intentó detonar el dispositivo en el centro de Estocolmo en diciembre de 2010.