Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atentado en Manchester: Las primeras víctimas identificadas ponen rostro a la tragedia

La pequeña Saffie Rose le pone rostro a la tragedia. A sus ocho años fue al concierto de Ariana Grande acompañada de su madre y su hermana mayor. Murió en el hospital, víctima del terrible atentado en el Manchester Arena, donde se celebraba el multitudinario evento.

Gina Callender, de 18 años, otra de las fallecidas, era una fan incondicional de la artista. En sus redes sociales exhibía orgullosa una foto con su cantante favorita. Es de las primeras víctimas identificadas.

Como ella, John Atkinson, de 26 años, otro de los 22 fallecidos.

Todos son el fiel reflejo del público de la cantante norteamericana: gente joven, adolescentes y niños.

La identificación de las víctimas es lenta, para desesperación de las familias, que suplican por que no se confirme la peor de las noticias.
Las redes sociales se han inundado de fotos de jóvenes desaparecidos. Las familias piden ayuda. Información que les de alguna esperanza. No hay consuelo pese a la avalancha de muestras de cariño y de respeto, como la multitudinaria vigilia a las puertas del Ayuntamiento de Manchester, o el minuto de silencio presidido por la Reina Isabel II y su marido.