Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor del atentado de Estambul recibió órdenes directas de Estado Islámico en Raqqa

Abdulkadir Masharipov, el ciudadano uzbeko responsable confeso del atentado contra el club Reina de Estambul en Nochevieja, ha indicado que recibió órdenes de atentar de un dirigente de Estado Islámico en Raqqa (Siria) y que su intención era actuar en la céntrica plaza Taksim, según informa el diario 'Hurriyet', citando a las autoridades.
El sospechoso, detenido el lunes en Estambul, ha explicado que inicialmente se dirigió a la plaza Taksim pero las medidas de seguridad le disuadieron de actuar allí. "No parecía posible perpetrar un ataque" así que contactó a "la persona que me dio la orden y decidimos que Taksim no era factible", ha explicado. Este contacto le ordenó "buscar un nuevo objetivo", por lo que recorrió la costa en taxi y hacia las 22.00 horas vio que el club Reina "parecía adecuado".
Tras constatar que no había muchas medidas de seguridad, habló de nuevo con su contacto, quien le dio luz verde para atacar. Entonces, volvió al barrio en el que residía con un taxi, recogió el arma y atacó la discoteca.
Según ha contado, llegó a Turquía desde Irán y se instaló en la provincia central de Konya, donde recibió "la orden desde Raqqa". "Recibí las órdenes de atacar en Nochevieja en Taksim", ha contado Masharipov, según recoge el diario.
De acuerdo con los investigadores, Masharipov recibió entrenamiento con armas en campos de Al Qaeda en Irak antes de entrar en Estado Islámico, llegó a Estambul el 16 de diciembre. Tras atentar, acudió a un restaurante uigur, donde pasó la noche, y a día siguiente se trasladó a otro punto de la ciudad, desde donde dos contactos, uno de ellos un iraquí, le llevaron a la casa en el barrio de Esenyurt en la que fue detenido.
Durante el arresto, según la versión ofrecida por el diario, el presunto terrorista pidió a los agentes que no le mataran. Junto a él, fueron arrestados un iraquí y tres mujeres africanas que se dispondrían a unirse a Estado Islámico.