Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres de los sospechosos del atentado de Boston no viajan a EEUU

Anzor Tsarnáev viajará a EEUU para enterrar a su hijo mayor, TamerlánEFE

Los padres de los dos sospechosos del atentado de Boston se han retirado a un pueblo del sur de Rusia para alejarse de la luz pública y han decido, por el momento, no viajar a Estados Unidos, según ha afirmado este domingo el padre de los sospechosos, Anzor Tzarnaev, en una entrevista a la agencia de noticias Reuters.

Anzor ha revelado que no cree que se le permita visitar a su hijo Dzhokhar, que fue detenido hace unas semanas y que está acusado de ser el responsable junto con su hermano del atentado del pasado 15 de abril que acabó con la vida de tres personas e hirió a más de 264 durante la Maratón de Boston.
   "Desgraciadamente, no puedo ayudar a mi hijo de ninguna manera. Estoy en contacto con mis abogados y con los de Dzhokhar. Ellos me dicen que me harán saber" qué debo hacer, ha declarado Tsarnaev en la entrevista exclusiva realizada en un lugar no revelado.
   "No voy a volver a Estados Unidos. Por el momento estoy aquí. Estoy enfermo", ha revelado Tsarnaev, que tiene problemas de corazón y de presión arterial, a pesar de que el jueves manifestó que tenía pensado viajar al país norteamericano para visitar a su hijo Dzhokhar y para enterrar a su hijo mayor, Tamerlan, que murió en un tiroteo con la Policía de Boston.
   Asimismo, ha defendido de forma apasionada la inocencia de sus hijos y ha asegurado que éstos no tienen nada que ver con los extremistas islamistas. "No sé si debería hablar o permanecer en silencio. No quiero perjudicar a mi hijo (...). Estamos acostumbrados a este tipo de cosas aquí pero no esperábamos esto de Estados Unidos", ha expresado.
   La familia Tsarnaev, de etnia chechena y originaria de Kirguistán, se trasladó a la república de Daguestán, en el Cáucaso ruso, antes de emigrar a Estados Unidos. Los padres regresaron a Rusia hace dos años mientras que sus hijos se quedaron en el país americano, aunque Tamerlan estuvo en Daguestán durante la primera mitad de 2012.
   La madre de los sospechosos, Zubeidat Tsarnaeva, ha estado presente durante la entrevista pero no ha querido hablar. "Está enferma, en estado de shock, deprimida. Ha perdido a sus hijos", ha declarado Anzor. La pareja está divorciada, aunque han decidido pasar estos momentos juntos.
   Anzor ha negado que durante la visita de su hijo Tamerlan a Daguestán, éste se pusiera en contacto con ningún miliciano. "Cuando estuvo aquí, fue un buen chico. Leía libros de Tolstoi, de Dumas y gruesos libros en inglés. Se despertaba tarde y leía durante todo el día hasta bien entrada la noche", ha afirmado.
   "A veces íbamos a la mezquita. Íbamos para ver a nuestros familiares de Daguestán, de Chechenia. Visitamos a muchos familiares en un buen ambiente", ha señalado el padre de los sospechosos.
   Anzor ha revelado que obligó a su hijo Tamerlan a regresar a Estados Unidos para completar su solicitud de ciudadanía estadounidense ya que éste quería quedarse definitivamente en Daguestán. "Le dije: 'No, tienes que regresar para obtener la ciudadanía estadounidense'. Le obligué a volver. Creí que era lo correcto. No debería haber hecho eso", se ha lamentado.
   Del mismo modo, ha asegurado que no cree que la autoridades estadounidenses permitan que el cuerpo de Tamerlan sea enterrado en su país de origen. "No nos darán su cuerpo. No seremos capaces de enterrarle en nuestra tierra", ha vuelto a lamentarse.