Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ataques aéreos rusos han matado a unos 35.000 terroristas en Siria en los últimos meses

El ministro de Defensa sostiene que unos 9.000 combatientes han entregado las armas
El viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov, ha asegurado este jueves que unos 35.000 terroristas han muerto en Siria entre febrero y septiembre de 2016 como consecuencia de los ataques aéreos de las Fuerzas Armadas rusas.
"Fueron liberadas 586 localidades y 12.360 kilómetros cuadrados del territorio (sirio), también fueron abatidos cerca de 35.000 terroristas", ha asegurado el viceministro de Defensa ruso, al hacer balance de las operaciones militares del 27 de febrero y el 1 de septiembre.
Antónov ha dicho que más de 2.700 terroristas que han sido "eliminados" eran originarios de Rusia y de antiguos países soviéticos. El 30 de septiembre de 2015, Rusia empezó en Siria una campaña de ataques aéreos contra las posiciones de los grupos terroristas y los rebeldes.
Por su parte, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha contado que la campaña militar rusa en Siria ha realizado un total de 17.800 vuelos y ha lanzado 71.000 ataques contra las posiciones de los terroristas.
En una reunión de altos mandos militares con el presidente ruso, Vladimir Putin, Shoigu ha dicho que las operaciones han permitido destruir "725 campamentos de entrenamiento, 405 fábricas y talleres de producción de municiones, 1.500 unidades de equipos militares de los terroristas, 35.000 combatientes, incluyendo a 204 comandantes".
El ministro de Defensa ruso también ha dicho que al menos 9.000 combatientes de grupos armados en Siria han depuesto las armas. "Ya 1.074 localidades sirias se sumaron al alto el fuego con cerca de 3 millones de habitantes, 108.000 refugiados regresaron a sus hogares; 9.000 radicales dejaron las armas", ha explicado.
Shoigu ha asegurado que ya ha comenzado el proceso de solución política y la reconciliación de las partes del conflicto en el país árabe.