Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patada que salva a una niña de morir aplastada por las puertas del ascensor

Con una patada salvó una madre malasia a su hija de tres años de morir aplastada. La niña se dirigió al ascensor que permanecía con las puertas abiertas. Como no tenía sensor, el ascensor comenzó a cerrarse estando la niña entre las puertas. La madre corrió y gritó pero al ver que no llegaba, no lo dudó y le dio una patada a la niña para sacarla de entre las puertas. Era la única manera que tenía de evitar que su hija muriera aplastada. Aunque las puertas no la pillaron, la pequeña se llevó un gran golpe contra el suelo.