Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuerdo de militares y Gobierno de Costa de Marfil para poner fin al amotinamiento

Asaltan el cuartel general y el Ministerio de Defensa de Costa de Marfiltelecinco.es

Militares amotinados han asaltado el cuartel general del Ejército y, de manera casi simultánea, la sede del Ministerio de Defensa de Costa de Marfil, mientras el ministro de Defensa trataba de alcanzar un acuerdo con representantes de los militares. Finalmente, el acuerdo ha sido posible. 

El Gobierno, a través de la mediación del ministro de Defensa, Alain-Richard Donwahi, ha logrado un acuerdo con los militares amotinados para poner fin al alzamiento. 
"Tenemos un acuerdo. Hay fumata blanca", ha explicado el viceprefecto de la ciudad de Bouaké, Djande Lorgn. "Este acuerdo pone fin al motín", ha apostillado.
Donwahi se había desplazado este sábado hasta Bouaké, la segunda ciudad del país, para escuchar las peticiones de los soldados que desde ayer por la tarde se encuentran amotinados para pedir incrementos salariales.
De forma paralela a la visita, los militares habían asaltado en las últimas horas el cuartel general del Ejército y la sede del Ministerio de Defensa. 
ADVERTENCIA DE LA EMBAJADA ESPAÑOLA
Por su parte, la Embajada Española en Costa de Marfil ha publicado este sábado la recomendación de evitar desplazamientos al interior del país, sobre todo a las localidades de Bouaké, Korhogo, Daloa y Daoukro. También desaconseja viajar a Abidjan, por el bloqueo de algunas vías en el entorno del campo militar de Akouedo (Riviera 3), del campo militar de Gallieni (Plateau) y Adjamé. 
A través de Facebook, la Embajada ya informaba ayer de lo que calificaba "movimientos de protesta" y disparos al aire en Bouaké y otras ciudades del norte y centro del país y recomendaba a los españoles residentes en estas ciudades que permanecieran en sus casas y evitaran cualquier desplazamiento.