Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo partido antiinmigración danés consigue las firmas necesarias para presentarse a las elecciones

El Nye Borgerlige, un nuevo partido antiinmigración de Dinamarca, ha conseguido las firmas necesarias para poder presentar su candidatura a las próximas elecciones generales del país, previstas para 2019.
Literalmente traducido como 'Nuevos Burgueses' --aunque extensamente conocidos en el país como 'La Nueva Derecha'--, el Nye Borgerlige (NB) se creó en 2015, pero ha sido ahora cuando ha sobrepasado las 20.000 rúbricas necesarias para poder presentar su candidatura, si bien esto todavía tiene que ser aprobado por el Ministerio del Interior.
En su programa se incluyen políticas mucho más estrictas en materia migratoria que el Dansk Folkeparti (Partido Popular Danés), la extrema derecha del país nórdico, así como impuestos más bajos y la salida del país de la Unión Europea y de otros tratados internacionales.
En su agenda política, revisada por la edición nacional del diario 'The Local', NB propone que se deje de aceptar a todos los refugiados, salvo aquellos que entren en el país a través del sistema de ACNUR; que se limite la ciudadanía a las personas "que contribuyan positivamente y que muestren su voluntad y capacidad de integrarse" en el país, y sugiere la imposición de un límite anual en el número de nacionalizaciones concedidas.
Asimismo, busca que sólo se permita la inmigración de aquellos que lleguen al país "con un trabajo bajo el brazo" y propone una tabla salarial dependiendo de los países de origen de los inmigrantes.
En cuanto a terrorismo, el NB incluye en su programa una propuesta para anular la ciudadanía de cualquiera que sea condenado por terrorismo o actos de traición, y que se facilite la expulsión de los extranjeros que hayan incumplido la legislación danesa.
En una entrevista concedida a TV2 a comienzos de año, la presidenta del partido, Pernille Vermund, advirtió de que la "desesperación" que se está generando por las tensiones sobre migración en el país podrían llegar a desarrollar una "guerra civil".
Vermund, que definió al Partido Popular Danés como "socialdemócratas" en materia de política económica, señaló entonces las "grandes diferencias" entre los objetivos de ambos partidos. "Mientras ellos ven a los socialdemócratas como socios, nosotros pertenecemos claramente al bloque azul", indicó, en referencia al bloque que agrupa a los partidos de derecha y centro-derecha del país nórdico.