Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un antiguo espía soviético estuvo en la reunión del hijo de Trump con una abogada rusa

Un antiguo miembro de los servicios de Inteligencia soviéticos acompañó a la abogada rusa Natalia Veselnitskaya en la reunión que mantuvo en junio de 2016 con el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según fuentes citadas por la cadena norteamericana NBC News.
Las informaciones difundidas hasta ahora situaban en la reunión a Donald Trump Jr., a su cuñado Jared Kushner y al entonces jefe de campaña del magnate neotorquino, Paul Manafort, mientras que por la parte rusa sólo se había notificado la presencia de Veselnitskaya.
Fuentes citadas por NBC News han incluido también en esta cita a un lobista con doble nacionalidad que llegó a formar parte de los servicios de Inteligencia de la Unión Soviética. La agencia de noticias AP ha identificado a este nuevo invitado como Rinat Akhmetshin y ha confirmado de su propia boca que él también participó en la controvertida reunión.
La información ha añadido una nueva derivada a un encuentro del que aún se intenta dilucidad su verdadero alcance. Las partes implicadas han negado que Veselnitskaya representase al Gobierno ruso, pero los correos electrónicos en los que se gestó la cita y el cebo utilizado --información "ultrasensible" sobre la excandidata demócrata Hillary Clinton-- han alimentado las dudas.
El abogado del hijo de Trump, Alan Futerfas, ha explicado a NBC News que otras dos personas acompañaron a Veselnitskaya durante el encuentro: alguien que habría ejercido de traductor y una segunda persona "amiga" del impulsor de la reunión, el cantante Emin Agalarov.
En relación a este segundo individuo, Futerfas ha asegurado que era "un ciudadano estadounidense". "Me dijo específicamente que no trabajaba para el Gobierno ruso y, de hecho, se rió cuando le plantee la cuestión", ha dicho, sin que esté claro si se trata de Akhmetshin.