Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Niñas de 13 años reciben anticonceptivos en el colegio sin conocimiento de los padres

Relaciones sexuales entre menorescuatro.com

Menores de entre 13 y 16 años han estado recibiendo tratamientos anticonceptivos en los colegios sin conocimiento por parte de los padres. Durante los dos últimos años, las enfermeras de los centros educativos en Reino Unido han repartido 900 tratamientos, normalmente inyecciones o implantes.

Las menores de 13 años han recibido implantes que se colocan bajo la piel del brazo o inyecciones en más de 20 ocasiones, según se desprende de una encuesta realizada por el diario The Daily Telegraph. Por otro lado, unas 7.400 niñas de 15 años han recibido estos tratamientos en clínicas de planificación familiar.
En función de las norma de confidencialidad del paciente, las enfermeras, en este caso de centros escolares, tienen prohibido solicitar permiso a los padres o incluso informales después, sin el consentimiento de las hijas.
Anthony Seldon, profesor en Wellington College, ha explicado que "si se trivializa con algo tan importante como las relaciones sexuales, se devalúa el sexo y se convierte en algo tan cotidiano como ir al McDonald's".
Peter Saunders, responsable de una empresa farmacéutica, ha explicado que las relaciones sexuales con menores de 16 años son ilegales y que, por tanto, proporcionar a las menores tratamientos anticonceptivos "no es profesional, ni moral, ni responsable".
Los implantes, que evitan el embarazo durante tres años mediante la liberación de hormonas en la sangre, se insertan en los brazos de la niñas. Las inyecciones son efectivas durante tres meses.
Los padres de Southampton enfurecieron al descubrir que sus hijas habían recibido estos tratamientos. Según la encuesta realizada por este diario niñas de escuelas de Bristol, Northumbria, Peterborough, Co Durham, West Midlands y Berkshire han recibido inyecciones o implantes.
Un portavoz del sistema nacional de salud de Bristol ha explicado que el compromiso de confidencialidad hacia el paciente evita la obligación de avisar a los padres.
Aunque las tasas de embarazo de adolescentes en el Reino Unido han caído a su nivel más bajo desde 1969, siguen siendo dos veces mayor que en Francia y Alemania, y cinco veces más que en los Países Bajos.