Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño de tres años dispara contra su padre y su madre embarazada

Motel de Nuevo Méxicocuatro.com

Un niño de solo tres años de edad ha tiroteado a su padre y a su madre embarazada en una de las habitaciones de un motel de la ciudad de Albuquerque, en Nuevo México, según ha informado la Policía.

El incidente ocurrió en el motel America's Best Value Noreste de Albuquerque, cuando el niño buscando en el bolso de su madre halló una pistola de calibre 9mm.
El niño disparó contra su padre una bala que entró en su cuerpo por la nalga derecha, salió por su cadera y después alcanzó a su madre en el brazo, ha informado el diario 'The Albuquerque Journal', que cita al policía Simon Drobik.
La mujer, embarazada de ocho meses, se encuentra ingresada en un hospital y su situación es estable, mientras que el padre ha sido ya dado de alta, ha informado la emisora local KOB.
La familia está formada además por una niña de dos años que también estaba presente en el momento del incidente. Los cuatro vivían en el motel. El Departamento de Infancia, Juventud y Familias del estado de Nuevo México se ha hecho cargo de los dos menores.
La Policía va a solicitar la imputación de los padres por un delito de negligencia criminal. "El niño es quien causó el daño, pero solo pudo hacerlo por una negligencia de los adultos. Si quieres tener un arma, debes guardarla bajo llave, en especial cuando hay niños cerca", ha indicado Drobik, el agente que llegó primero al lugar de los hechos.
El propio padre del niño, Justin Reynolds, ha explicado que estaban a punto de pedir una pizza cuando escuchó un disparo. "Después me di cuenta de que mi novia estaba sangrando. Me senté y me di cuenta de que yo también estaba herido", ha relatado en declaraciones a la radio KOB.
"Estaba más preocupado por mi novia que por mí. Y por mi hijo, porque no sabía si él también estaba herido. El niño estaba asustado y llorando. Ha sido un trauma", ha añadido el hombre.