Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una protesta de ecologistas obliga a cancelar 13 vuelos en el aeropuerto de Londres

Activistas mediombientales se cuelan en las pistas del aeropuerto de LondresEFE

Una decena de activistas contra el cambio climático han irrumpido la madrugada de este lunes en la pista norte del aeropuerto de Heathrow, en Londres, y han formado una cadena humana, lo que ha provocado la  cancelación de 13 vuelos y retrasos de otros. Después de la retirada de los ecologistas, el tráfico aéreo fue restablecido y el aeropuerto funciona con total normalidad.

Los activistas de la grupo de acción directa Plane Stupid han accedido a la pista a las 3.30, hora local, tras cortar una valla de seguridad. Según ha informado el diario británico 'The Guardian', los manifestantes se han tumbado en la superficie de la pista y se han enganchado entre ellos con unos aparatosos tubos, lo que ha dificultado las maniobras de la seguridad.
Un portavoz del aeropuerto ha afirmado que los manifestantes protestaban contra la expansión de Heathrow y pretendían alargar la protesta lo máximo posible. El aeropuerto, el más importante de Reino Unido, ha cancelado al menos 13 vuelos "debido principalmente a la protesta", ha señalado el portavoz.
Otros vuelos también sufrieron retrasos, pero según las autoridades aeroportuarias la acción ha tenido "un efecto mínimo en el tránsito", que se cifra en 1.300 trayectos diarios.
 Heathrow, ha advertido este lunes de posibles cancelaciones y retrasos a pesar de que sus dos pistas están operativas, debido a las protestas de activistas contra la ampliación de las instalaciones recomendada por la Autoridad de Aeropuertos de Reino Unido.
Activistas del medio ambiente, contra la ampliación de Heathrow
Los activistas, que se encadenaron a las vallas de las pistas, protestan contra la construcción de una tercera pista en el aeropuerto de Londres, argumentando daños ecológicos.
El pasado 1 de julio, la Autoridad de Aeropuertos de Reino Unido recomendó que Heathrow ampliara sus pistas, ganando la carrera a la otra candidata, Gatwick, segundo punto de conexión aérea principal del país.
El Gobierno prometió que antes de finales de este año daría a conocer su decisión sobre la solución al problema de capacidad aeroportuaria de las islas.
Por su parte, políticos como el alcalde de Londres, Boris Johnson, se han mostrado en contra de la medida, instando a la creación de un aeropuerto nuevo en el estuario del Támesis.
El informe de la Autoridad de Aeropuertos de Reino Unido, elaborado por el organismo tras tres años de investigación, cifraba el impacto en el Producto Interior Bruto (PIB) en 147.000 millones de libras esterlinas (132.285 millones de euros), además de la creación de 70.000 nuevos empleos de cara a 2050.