Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lección de vida de una joven que casi muere por un coma etílico

La lección de vida de una joven que casi muere por un coma etílicocuatro.com

Con 20 años Hanna Lottritz, de Nevada (EEUU), estuvo a punto de morir por los excesos con el alcohol. Ahora, con 21, quiere ser un ejemplo para otros jóvenes, “no quiero que nadie pase por lo que pasó mi familia”. El post en el que cuenta detalladamente su experiencia se ha convertido en viral, “quiero usar mi historia para ayudar a alguien”.

“No me di cuenta de la importancia del consumo responsable hasta que me estaba despertando de un coma”, explica Hanna, “no quiero que nadie pase por lo que mi familia pasó”. Con estas palabras la joven de 21 años quiere servir de ejemplo para otros jóvenes que consumen alcohol sin pensar en las consecuencias.
Según informa el diario NY Daily News, el 26 de julio de 2015 Hanna estuvo a punto de morir por culpa de un coma etílico. Todo comenzó con unas cervezas en un concierto. “Terminé en un camping donde me encontré con unos amigos”, cuenta, "soy una persona competitiva por naturaleza, en el grupo la mayoría eran chicos y, por alguna razón, me prometí que podía beber más. Alrededor de las 11:30 de la noche, uno de mis amigos y yo estábamos viendo quién podía beber el trago más largo de una botella de whisky".
El resto de lo que pasó lo sabe por lo que le han ido contando, se derrumbó y sus amigos la llevaron a un centro médico. Ingresó en el hospital en estado crítico, con insuficiencia respiratoria aguda e intoxicación alcohólica aguda.
"Los doctores pensaban que estaba clínicamente muerta porque estaba totalmente insensible", explica. Los médicos no esperaban que pasara de la primera noche.
Pero Hanna sobrevivió, el pasado 6 de enero cumplió 21 años y ha querido compartir su pesadilla para que la gente “sea tan responsable como pueda”. “Quiero usar mi historia para evitar que le suceda a otra persona”, explica en su blog que ha recibido 338.000 visitas.