Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alcaldesa de Roma, citada ante la Justicia por una contratación sospechosa

La alcaldesa de Roma, Virgina Raggi, del Movimiento Cinco Estrellas, ha sido citada para declarar ante la Fiscalía por la contratación del hermano de su antiguo mano derecha, Raffaele Marra, como director de la oficina de Turismo de la capital italiana.
"Hoy me ha llegado una invitación para comparecer ante la Fiscalía de Roma en el marco de la historia relativa al nombramiento de Renato Marra como director del departamento de Turismo", ha anunciado la propia Raggi en su cuenta de Facebook.
Las autoridades analizan si la dirigente incurrió en abuso de poder y falso testimonio, según 'Il Corriere della Sera'. La comparecencia está prevista para el lunes, 30 de enero.
La alcaldesa ha recordado que el nombramiento ya ha sido "revocado", pero las autoridades analizan ahora si se produjo algún tipo de abuso. Marra fue detenido en diciembre por un escándalo de corrupción vinculado a un acuerdo inmobiliario en 2013.
Raggi ha dicho estar "serena" y ha subrayado su "confianza" en la Justicia. "Estamos dispuestos a dar cualquier aclaración", ha asegurado la alcaldesa, que también ha puesto al día de lo acontecido a sus compañeros en el Ayuntamiento y al fundador del partido, el cómico Beppe Grillo.
La victoria de Raggi en Roma en las elecciones de 2016 demostró la capacidad movilizadora del Movimiento Cinco Estrellas, que ha basado gran parte de su discurso en criticar precisamente a la élite corrupta. El partido acordó hace tres semanas que sus miembros no tendrían que dimitir automáticamente si se veían envueltos en alguna investigación.
El escándalo en el Ayuntamiento de Roma ha servido de argumentario al resto de partidos para cargar contra el Movimiento Cinco Estrellas, aunque otras figuras como el ex primer ministro Matteo Renzi han asegurado que ahora no toca pedir la dimisión de una persona que tiene "presunción de inocencia" sino instarle a que "haga su trabajo".