Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La víctima de 13 años de un pedófilo de 19 tras dar a luz: “Yo no quería ser mamá”

La víctima de un pedófilo adolescente después de dar a luz: “Yo no quería ser mamá”gtres

Declan Hempsey, de 19 años, ha sido condenado a cinco años de cárcel por una violación después de que su víctima, una chica de 13 años, haya dado a luz a su bebé. La joven ha protagonizado un estremecedor relato ante el tribunal de South Yorks, Inglaterra: “Yo no quería ser mamá. Él me robó mi infancia y mi inocencia”.

Ante el tribunal, la niña –cuya identidad no se conoce por razones legales- ha hecho un estremecedor relato: "El año pasado, Declan tomó algo de mí y no puedo perdonarlo. Tomó mi infancia y mi inocencia. Cuando le pedí ayuda muchas veces, todo lo que hizo fue jugar a la Xbox y al fútbol con sus compañeros".
 
"Me costó dar la vuelta, cargaba una pesada carga. En diciembre, cambió mi vida y se desgarró mi familia. Al principio no quería ser mamá, solo quería volver a ser una chica normal y el bebé me recordaba a Declan, pero ahora lo he superado", ha narrado la joven madre. 
La Fiscalía ha contado que cuando dio a luz le preguntaron por el padre del bebé y que las pruebas de ADN confirmaron que se trataba de Hempsey, que admitió haber tenido relaciones sexuales con la chica pero dijo que se enteró del embarazo tras su arresto.
El juez Robert Bartfield fue contundente con el condenado: "Esta es una tragedia para todos los involucrados. Sabías que había estado bebiendo y esto fue para tu propio disfrute, me temo. Ella se quedó embarazada y tú fuiste a jugar a la Xbox y al fútbol con tus amigos y la rechazaste como a basura. La dejaste sola durante meses”.
"Has fallado y eres un cobarde", sentenció el juez, según recoge el diario The Mirror, quien además de la pena de cinco años y cuatro meses de cárcel, le ha impuesto al joven de 19 años la obligación de hacer un curso de Educación Sexual cuando salga de prisión.