Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El único testigo del asesinato de la activista Berta Cáceres denuncia a Honduras ante la CIDH

El ciudadano mexicano Gustavo Castro, el único testigo del asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres, ha anunciado este lunes que ha presentado una denuncia contra el Gobierno de Honduras ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la "retención ilegítima" a la que fue sometido.
Uno de sus abogados, Miguel Ángel de los Santos de México, ha asegurado que cuando el Estado "se pone en rebeldía en relación a sus obligaciones" la "única opción" es "acudir a instancias internacionales esperando justicia".
"Si el Estado hubiera hecho justicia y reconocido la violación de Derechos Humanos que sufrió Gustavo, estas acciones judiciales no se habrían hecho hoy", ha añadido, en declaraciones recogidas por el diario hondureño 'Tiempo'.
Castro, coordinador de la organización Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México, es el único testigo del asesinato de la activista ecologista, asesinada el pasado 3 de marzo durante un asalto de hombres armados a su vivienda en el departamento de Intibucá, justo una semana después de que denunciara ante la prensa local la ejecución de cuatro dirigentes comunitarios.
El propio Castro ha señalado que está esperando a que se publiquen los datos de los autores intelectuales del asesinato de Cáceres, a pesar de que se haya detenido ya a siete personas relacionadas con la muerte del activista.
"La detención de siete detenidos por el crimen no basta, pues es necesario conocer quiénes mandaron a la ejecución de este crimen", ha denunciado. "Por eso estamos insistiendo que se rompa el secretismo, porque no hay transparencia en la investigación", ha añadido.
Asimismo, ha denunciado "malos procedimientos" y "pruebas que no están claras".
El séptimo detenido por el asesinato de la activista, Henry Javier Hernández Rodríguez, detenido en México el pasado 12 de enero, ha entrado en prisión este lunes después de que un juez dictaminara detención judicial contra él.
Hernández Rodríguez fue trasladado desde México hasta San Pedro Sula, en el noroeste de Honduras, para después ser movilizado hasta la capital, Tegucigalpa, donde ha comparecido ante un juez.
Así lo ha confirmado el abogado del acusado, Abel Orellana, al concluir la audiencia de la declaración del imputado, tal y como recoge el diario 'El Heraldo'. El próximo jueves, 19 de enero, tiene prevista su primera audiencia a las 9.00 horas.
Con esta detención son ya siete los sospechosos detenidos en relación con el asesinato de la activista indígena, incluido el supuesto autor material de los disparos que acabaron con su vida, Emerson Eusebio Duarte Meza.
Las primeras detenciones, dos meses después del crimen, llevaron al arresto de cuatro sospechosos en el marco de la 'Operación Jaguar', entre ellos el mayor de infantería del Ejército, Mariano Díaz Chávez, y el exmilitar Edilson Atilio Duarte Meza.
Cáceres, una indígena lenca que realizó diversas labores de activismo contra la explotación del territorio de Honduras y de los indígenas por parte de multinacionales energéticas, recibió en 2015 el Premio Goldman, conocido como el 'Nobel Verde'.