Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro buques chinos se acercan a las islas Senkaku/Diaoyu, reclamadas por China y Japón

La Guardia Costera japonesa ha informado este miércoles del avistamiento de cuatro embarcaciones de los guardacostas chinas en las inmediaciones de las islas Senkaku/Diaoyu, reclamadas como propias tanto por Pekín como por Tokio.
Los barcos chinos entraron en aguas que Japón considera suyas pasadas las 10:00 horas, en lo que ha sido el primer incidente de este tipo en 2017. La última vez que ocurrió algo similar fue apenas cinco días antes de finalizar el año, el 26 de diciembre.
Según ha explicado la agencia nipona de noticias Kiodo, las autoridades japonesas han pedido a las embarcaciones chinas que abandonen sus aguas.
La disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.
Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.
China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.
En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.