Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las víctimas del accidente de Francia eran miembros de una asociación de jubilados

La alcaldesa de Petit-Palais-et-Cornemps, Patricia Raichini, ha informado de que los 41 pasajeros de un autobús que han perdido la vida en un accidente cerca de Libourne eran miembros de una asociación de jubilados de esta localidad próxima a Burdeos, según el diario 'Sud Ouest'. El vehículo ha chocado frontalmente con un camión, cuyo conductor también ha fallecido.

Tras el siniestro, las autoridades galas han puesto en marcha una célula de crisis. Hasta el lugar se han desplazado 62 bomberos y equipos de rescate, con apoyo de 21 vehículos. El autobús salió de la región de Petit-Palais y tenía como destino la localidad de Béarn, donde los pasajeros iban a hacer una excursión.
El siniestro ha dejado 42 personas muertas, cinco heridas y otras tres ilesas, según los datos aportados por la Prefectura de Gironda. Las personas que han sobrevivido han salido del autobús rompiendo los cristales de las ventanas.
Se desconocen los motivos del siniestro. El choque frontal entre los dos vehículos se ha registrado a las 7.30 horas en la carretera departamental 123 a su paso por la localidad de Puisseguin, cerca de Libourne, en la región de Gironda. Este siniestro es el accidente con más víctimas mortales registrado en las carreteras francesas desde 1982, cuando murieron 53 personas en la localidad de Beaune, en el noreste de Francia.
El primer ministro, Manuel Valls, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, y el secretario de Estado de Transportes van a desplazarse hasta el lugar del siniestro, según ha informado el Elíseo, que ha prometido "esclarecer las circunstancias de este drama".