Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de Seyne-les-Alpes, volcados con la tragedia

Tras el accidente, el pequeño pueblo de Seyne les Alpes ha crecido en solidaridad. María, vecina de la localidad, ha sufrido durante estos días. "Todas las noches sin dormir, pensando en las pobres madres", asegura. Pero ha sacado fuerzas para ayudar a todo el mundo. Igual que Josete, ella ha ofrecido su habitación a una familia. "Toda la gente ha querido ayudar", cuenta. En su casa se han alojado también periodistas. Los restaurantes doblan turno para ofrecer comidas. Y la sala de cine ha sido cerrada por si la necesitan estos días. Condolencias también por escrito para que sepan que el pueblo está con ellos, con los que murieron en esa montaña que ahora sólo les traerá malos recuerdos.