Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El procurador general de Colombia pide que los colegios prohíban besos y abrazos

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, ha pedido ante la Corte Constitucional que los colegios puedan prohibir expresiones excesivas de afecto, como besos o abrazos. La petición no vinculante está relacionada con la demanda de una madre cuyo hijo se suicidó en 2014 tras ser discriminado por su orientación sexual.

El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez defiende que estas situaciones amorosas, como besos y abrazos, solo pueden ser controladas por medio de la modificación de los reglamentos internos de las instituciones, ya sea prohibiendo estos gestos o exigiendo autocontrol, según informa la emisora colombiana Caracol Radio.
Sergio Urrego, de 16 años de edad, se suicidó el 4 de agosto del 2014, después de ser víctima de supuestos actos de discriminación por parte de la directiva del colegio y de otros empleados del centro, quienes descubrieron que era homosexual por una fotografía en la que se veía al joven besándose con un compañero.
"No puede perderse de vista que el colegio es el espacio común donde sujetos de especial protección constitucional -niños, jóvenes y adolescentes- desarrollan buena parte de su vida y conviven mutuamente. De donde resulta que una falta como la prevista no puede catalogarse como discriminatoria", se lee en el texto enviado por Ordoñez al Constitucional.
La rectora del colegio Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Azucena Castillo, se encuentra en situación de arresto domiciliario a la espera de que avance el proceso judicial en su contra, tal y como añade el diario local 'El Tiempo'.