Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zuma apela la orden de un tribunal para que publique los documentos de Inteligencia sobre el cese de Gordhan

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha apelado este jueves contra la orden del Tribunal Supremo de Pretoria para que publique todos los documentos que expliquen los motivos del cese en marzo del ministro de Finanzas, Pravin Ghordan.
El portavoz de la Presidencia, Bongani Ngqulunga, ha sostenido que el tribunal debe explicar por qué el mandatario debe justificar el cese de uno de sus ministros, según ha informado el diario local 'News 24'.
Zuma aseguró que tenía pruebas de Inteligencia que demostraban que Gordan estaba trabajando para provocar su derrocamiento, lo que fue negado por el exministro de Finanzas.
En respuesta, la opositora Alianza Democrática (AD) reclamó a los tribunales que obligaran a Zuma a publicar el informe de Inteligencia en el que fundamentó su decisión.
Tras el fallo judicial, el mandatario reiteró que su decisión tenía como objetivo "poner a gente joven en el Gobierno. "Por supuesto que la gente tiene opiniones encontradas (sobre el tema), pero eso es la democracia", zanjó.
Zuma cesó a Gordhan días después de instarle a cancelar su viaje a Reino Unido y Estados Unidos, donde tenía previsto promocionar la inversión en Sudáfrica, y regresar de forma inmediata al país.
En 2016, la Fiscalía presentó cargos por fraude contra Gordhan, en el marco de una investigación para aclarar algunos acuerdos firmados durante su etapa como director de Hacienda entre 1999 y 2009.
La investigación fue abierta después de que en 2014 surgieran informaciones sobre la existencia de una presunta unidad en Hacienda encargada de espiar a políticos, entre ellos el actual presidente.
Gordhan fue titular de la cartera de Finanzas entre 2009 y 2014, y volvió al cargo en diciembre de 2016 después de que Zuma despidiera por sorpresa a dos ministros en cuatro días.
Asimismo, el cese de Gordhan tuvo lugar poco antes de que tuviera que aprobar un intento de aliados de la controvertida familia Gupta para comprar el Habib Bank, decisión que ahora quedará en manos de su sucesor.
La mayoría de los bancos del país se han negado hacer negocios con las empresas de los Gupta, una familia acusada el año pasado por la entonces Defensora Pública, Thuli Madonsela, de influir en las políticas de Zuma.
Los críticos han denunciado en numerosas ocasiones el peso de los Gupta --una acaudalada familia de empresarios de origen indio con intereses en la minería y los medios de comunicación-- en el Gobierno.
Por todo ello, la relación entre Zuma y Gordhan ha permanecido tirante, lo que se vio reflejado el miércoles durante el funeral de Ahmed Kathrada, uno de los líderes de la lucha contra el régimen del Apartheid en Sudáfrica.
Zuma no acudió al funeral, respetando la petición de la familia de Kathrada, quien el año pasado reclamó al mandatario que presentara su dimisión por su presunta relación con varios escándalos de corrupción.
Gordhan, quien sí estuvo presente, fue ovacionado durante el acto, al igual que el expresidente Kgalema Motlanthe, quien repitió el llamamiento de Kathrada para que el mandatario dimita.
AUMENTAN LOS LLAMAMIENTOS A ZUMA PARA QUE DIMITA
Zuma tuvo que abandonar el 1 de mayo un acto con motivo del Día Internacional de los Trabajadores tras ser abucheado por muchos de los presentes, que reclamaron su dimisión.
Seguidores y opositores de Zuma terminaron por protagonizar enfrentamientos de escasa consideración durante el acto, celebrado en la localidad de Bloemfontein, provocando la cancelación del mismo y la retirada del presidente, quien fue escoltado.
Las protestas estuvieron encabezadas por miembros del Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU) --que forma parte de la alianza gubernamental--, organismo que reclamó recientemente la dimisión del presidente.
Al llamamiento del COSATU se unió posteriormente el Partido Comunista Sudafricano (SACP), que integra junto al propio sindicato y el Congreso Nacional Africano (ANC) la conocida como Alianza Tripartita.
A estos llamamientos se han sumado en las últimas semanas los veteranos del ANC --que incluye a activistas que lucharon contra el Apartheid, ministros y comisarios--, quienes han pedido al partido que "haga lo correcto y pida el cese del presidente".
En estos momentos, el Tribunal Constitucional está debatiendo si la moción de censura contra Zuma reclamada por la oposición podrá ser votada en secreto, algo a lo que se ha opuesto la presidenta del Parlamento, Baleka Mbete.
El Parlamento rechazó la petición de la MDU, argumentando que la votación secreta no está contemplada ni por la Constitución ni por la reglamentación interna del organismo.
El Parlamento, con mayoría del ACN, rechazó en abril de 2016 una moción de censura contra el presidente después de que el Tribunal Constitucional informara de que el presidente había incumplido la ley al ignorar una orden de devolver fondos estatales que había gastado en su vivienda particular.
Zuma se ha enfrentado a numerosos escándalos a lo largo de su legislatura de siete años de duración y recientemente ha sobrevivido a una moción de censura en el Parlamento después de que el Tribunal Constitucional le acusara de haber violado la Constitución.