Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo muerto en el estado de Zulia eleva a 56 el balance de víctimas en las protestas contra Maduro

La Fiscalía de Venezuela ha confirmado este miércoles por la noche una nueva víctima en el marco de una protesta celebrada en la ciudad de Maracaibo, en el estado de Zulia, lo que eleva a 56 el balance de muertos durante las manifestaciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro.
En un comunicado, el Ministerio Público ha anunciado que ha comisionado al fiscal cuarto del estado para que dirija la investigación de la muerte de Adrián José Duque Bravo, de 23 años, que tuvo lugar el miércoles por la noche, horas después de ofrecer un balance de 55 muertos.
En el texto, la Fiscalía ha explicado que Duque Bravo se encontraba, junto a otros manifestantes, en las inmediaciones de una zona residencial de Maracaibo cuando "se apersonaron funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana a restablecer el orden público".
En lo que ha definido como una "situación irregular", el joven resultó herido de bala, por lo que fue trasladado al hospital de Chiquinquirá, donde falleció poco después de ingresar.
La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha criticado este miércoles el uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad contra los manifestantes, sumando así un nuevo reproche al Gobierno de Maduro, del que hasta ahora había sido una leal servidora.
Según el último balance oficial ofrecido por la propia Ortega Díaz, hasta ahora 55 personas han muerto --ahora 56--, incluidos adolescentes, y miles han sido detenidas.
La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.
El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.
Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.
Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.