Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zeid pide una investigación internacional de las violaciones a los DDHH en los Kasais (RDC)

Insiste en que es obligación del Gobierno investigar pero a falta de ello, debe ser la comunidad internacional
El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha pedido este viernes al Consejo de Derechos Humanos de la ONU la apertura de una investigación internacional por las "extendidas violaciones de los Derechos Humanos y abusos que se han producido en Kasai Central y Kasai Oriental", dos provincias de República Democrática del Congo (RDC).
Según ha indicado la ONU en comunicado, su oficina ha documentado al menos 42 fosas comunes aunque teme que la cifra real sea muy superior. La información recabada por los equipos de su oficina apunta a que soldados congoleños habrían cavado muchas de estas tumbas tras enfrentamientos con presuntos miembros de la milicia Kamuina Nsapu en los últimos meses.
Además, también hay informaciones de "ejecuciones sumarias y otros asesinatos, incluidos niños, así como de violencia sexual" que se habrían registrado desde agosto de 2016. La Oficina Conjunta de Derechos Humanos de la ONU en el país, que encabeza José María Aranaz, sigue recibiendo "denuncias de graves violaciones de los Derechos Humanos, pero las restricciones de seguridad han impedido investigar".
Desde que estalló la violencia en agosto pasado entre la milicia Kamuina Nsapu y las fuerzas gubernamentales, alrededor de 1,27 millones de personas se han visto desplazadas en la región mientras que otras 30.000 han buscado refugio en la vecina Angola.
Zeid había pedido en mayo al Gobierno de Joseph Kabila que llevara a cabo una investigación creíble y transparente de estos abusos antes del 8 de junio pero su respuesta hasta la fecha se queda corta ante la gravedad y lo extendidas que están las violaciones, y la necesidad de justicia para las víctimas, ha defendido el alto comisionado.
OBLIGACIÓN DEL GOBIERNO DE INVESTIGAR
"Es la obligación soberana del Gobierno de RDC realizar investigaciones judiciales de las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en su territorio", ha recordado Zeid, asegurando que su oficina está dispuesta a asesorar y apoyar a Kinshasa para que cumplan "estas obligaciones".
"Sin embargo, los crímenes cometidos en los Kasais parecen ser de tal gravedad que deben ser motivo de preocupación para la comunidad internacional en su conjunto, y en particular para el Consejo de Derechos Humanos", ha defendido.
Según Zeid, la "escala y la naturaleza de estas violaciones y abusos de los Derechos Humanos y las respuestas inadecuadas de las autoridades nacionales, nos obligan a pedir una investigación internacional para complementar los esfuerzos nacionales".
"Tenemos una obligación con las víctimas y un deber de enviar un mensaje a los autores de estos crímenes de los que estamos siendo testigos y que la comunidad internacional está poniendo su peso en garantizar que se pone fin a la endémica impunidad en RDC", ha remachado.