Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor del ataque en Isère se hizo un 'selfie' con el cadáver decapitado de su jefe

Una persona decapitada en un presunto ataque islamista en el este de FranciaReuters

El individuo que atacó el viernes una planta química de Isère, en Francia, se hizo una fotografía con el cadáver decapitado de su víctima y la envió al teléfono de un ciudadano frencés que se encuentra en Siria desde hace un año, según fuentes cercanas a la investigación.

Yassin Salih, de 35 años, ha reconocido ante los detectives que trabajan en el caso que mató a su jefe, Hervé Cornara, en el aparcamiento de la planta, situada en Saint Quentin-Fallavier, al sur de Lyon.
Posteriormente intentó causar una explosión de los productos químicos volátiles almacenados en las instalaciones, según la Policía. Al llegar al lugar, los policías se encontraron con la cabeza decapitada de Cornara.
El análisis de los teléfonos móviles de Salih ha revelado que la fotografía del cadáver fue enviada a un teléfono canadiense perteneciente a un francés identificado como Sebastien-Yunes. Su última localización conocida es Raqqa, bastión del Estado Islámico en el país.
Medios franceses han indicado que Salih ha declarado ante la Policía que tuvo una discusión con Cornara y su propia esposa antes del ataque. Asimismo, uno de sus compañeros de trabajo ha relatado que ambos discutieron días antes después de que Salih tirara accidentalmente un palé con material frágil.
Las fuerzas de seguridad francesas han indicado que Salih mantenía lazos con islamistas radicales desde hace más de una década, y había sido señalado como un riesgo potencial por las autoridades.