Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varoufakis, el ministro más rompedor del Gobierno de Tsipras

Yanis Varoufakis ha anunciado su dimisión como ministro de Finanzas tras la victoria del ‘no’ en el referéndum griego para, según ha anunciado en su cuenta de Twitter, despejar el camino de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores. Con un estilo desenfadado en las antípodas del de sus colegas europeos y sus críticas aceradas a la austeridad, Varoufakis se presentó ante el mundo como la cara más iconoclasta del gobierno de Atenas. Un universitario de 53 años, formado en Reino Unido, que vivió varios años en Australia, mochilero, trotamundos, economista por accidente, marxista ocasional férreo opositor a los planes de rescate, pero un firme partidario de seguir en la Eurozona. Inteligente, pero no siempre fácil, llegaba a Bruselas con maneras distintas. Varoufakis prometió que dimitía si vencía el ‘si’ pero lo ha hecho con un ‘no’ aplastante. “Europa necesita un acuerdo, Grecia necesita un acuerdo, así que llegaremos a un acuerdo", decía. Ahora dimite para que un futuro mejor sea posible para los griegos.