Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schaeuble insiste en que Alemania nunca quiso la salida de Grecia del euro

Wolfgang SchaeubleReuters

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, ha asegurado este sábado que su país nunca tuvo la intención de que Grecia abandonara el euro y que no existe ningún tipo de "venganza" nacional en su imposición de duras medidas de ajuste a Atenas como argumenta el premio Nobel de Economía estadounidense Paul Krugman, parece que "no tiene ni idea" de que fue una decisión adoptada por consenso entre los miembros de la eurozona.

"No existe una dominación alemana", declaró Schaeuble al diario 'Der Spiegel', donde aseguró también que cualquier percepción de una Europa de dos velocidades entre norte y sur es equivocada; y reiteró la excelente relación que le une con Francia e Italia, países fundadores de la Unión Europea, a pesar de sus discrepancias en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona que terminó el lunes con el acuerdo griego.
En este sentido, el ministro alemán señaló que el Gobierno griego tiene parte de responsabilidad de las duras medidas impuestas sobre su economía. "Hace medio año Grecia se estaba preparando para regresar a los mercados de capital. Hoy, su economía está arruinada. Esa responsabilidad procede del Gobierno griego. Por eso necesitábamos un nuevo programa, a pesar de que signifique nuevas adversidades para la población", ha aseverado.
"Nosotros nunca dijimos que Grecia debería salir de la eurozona", ha declarado Schaeuble, el mismo que introdujo una cláusula temporal en el acuerdo con Grecia, finalmente retirada, donde contemplaba la posibilidad de que Atenas abandonara temporalmente la moneda única.
"Lo único que hicimos fue llamar la atención sobre la opción de que Atenas decidiera tomarse un 'tiempo muerto'", ha declarado Schaeuble, quien ha recordado que no existe la opción de reestructurar la deuda griega para acomodar los pagos. "Los tratados europeos no lo permiten", ha manifestado.
"No existe afán de venganza", ha insistido Schaeuble en respuesta al Krugman. "Es un importante economista que ha ganado un Nobel por su teoría sobre el comercio, pero no tiene ni idea sobre la arquitectura y fundación de la unión monetaria europea. A diferencia de Estados Unidos, no existe un Gobierno central en Europa y los 19 miembros de la eurozona deben ponerse de acuerdo. Parece que el señor Krugman no está al tanto de eso".