Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Preso de su cuerpo por culpa de la obesidad

Ignacio tiene 30 años y ni siquiera puede moverse de la cama. Sus casi 300 kilos le mantienen confinado en su casa desde hace años y si no recibe ayuda pronto para pagarse la operación que podría curarle morirá en pocos años. Para sobrevivir necesita perder 80 kilos y, para ello, necesita una operación que cuesta 7.500 euros. Confía en que la sanidad pública realice la intervención.