Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verhofstadt propone ofrecer "privilegios" a ciudadanos británicos tras perder la ciudadanía europea

El negociador jefe del Parlamento Europeo para el 'Brexit', Guy Verhofstadt, ha propuesto este jueves ofrecer a los ciudadanos británicos ciertas "ventajas" o "privilegios" cuando pierdan la ciudadana europea una vez que Reino Unido abandone oficialmente el bloque comunitario, entre los que ha citado el derecho de residencia, la protección consular o la posibilidad de participar en las elecciones europeas.
El político belga ha participado en un debate en la Eurocámara y ha nombrado tres "categorías" de personas afectadas por el 'Brexit': además de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y de los ciudadanos británicos que viven en territorio comunitario, Verhofstadt se ha referido a la situación de aquellos británicos que residen en Reino unido y que desean mantener un "vínculo" con la UE.
"No podemos crear una ciudadanía especial para los ciudadanos británicos (...) pero lo que podemos hacer es contemplar y ofrecer como parte del futuro acuerdo la posibilidad para los ciudadanos británicos que han perdido la nacionalidad europea de tener ciertas ventajas, privilegios o trato".
El líder de los liberales en el Parlamento Europeo ha concretado que esta propuesta podría incluir cuestiones como el derecho de residencia en el bloque comunitario, la posibilidad de iniciar iniciativas ciudadanas, la protección consular o el derecho de participar en elecciones europeas.
Verhofstadt ha reconocido que "no es una cuestión fácil" y ha pedido al Consejo de la UE y a la comisaria de Justicia, Verà Jourova, que examinen y respondan a la Eurocámara si es posible hacer una propuesta en este sentido, cómo puede diseñarse y qué podría formar parte de la misma.
En cualquier caso, el negociador jefe del Parlamento Europeo ha insistido en que el objetivo tanto para los europeos que viven en Reino Unido como para los británicos que residen en la UE es que puedan mantener sus derechos para el resto de sus vidas y que éste es el "asunto clave" con el que deben comenzar las negociaciones.
"La medida en la que esta cuestión se trate de manera satisfactoria, como esperamos, será un factor clave y determinante cuando se pida al Parlamento (Europeo) su consentimiento sobre el acuerdo de salida", ha afirmado. "Nunca daremos nuestro consentimiento si la cuestión de los derechos de los ciudadanos de ambos lados no ha sido resuelta de manera satisfactoria", ha enfatizado.
De hecho, ha defendido la necesidad de que la Eurocámara prepare una resolución más detallada sobre este tema con el objetivo de "presionar en el momento correcto" y "políticamente necesario", como cuando haya "dudas" de "avanzar o concluir" los derechos de los ciudadanos.
ANUNCIAR INMEDIATAMENTE EL ACUERDO SOBRE DERECHOS
Otro de los aspectos que ha subrayado Verhofstadt durante su intervención ha sido la importancia de anunciar el acuerdo sobre derechos de ciudadanos "inmediatamente" cuando se logre, con el objetivo de acabar con toda la incertidumbre que se ha creado durante los últimos meses sobre esta cuestión.
"Tiene que ser el primer punto en la agenda de las negociaciones. Y en segundo lugar creo que es posible concluir el acuerdo sobre derechos de los ciudadanos y hacerlo público de forma que se borre la incertidumbre que existe hoy", ha expresado.
Además, el liberal belga ha afirmado que el Parlamento Europeo debe "asumir la responsabilidad" también de decidir "si hay progreso suficiente" en las negociaciones sobre la salida de Londres del club europeo para iniciar el debate sobre la futura relación entre Reino Unido y el bloque comunitario.
"También es necesario que el Parlamento asuma su responsabilidad para decidir si hay progreso suficiente para ir de la primera fase de la negociación a la segunda fase (...). Creo que es absolutamente clave que antes de que el Consejo europeo haga su análisis sobre el progreso lo haga el Parlamento. Y tomamos como un elemento clave naturalmente en ese análisis tener a bordo los derechos de los ciudadanos. Ese debe ser el primer elemento de la evaluación", ha expresado.