Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veracruz investiga a cinco empresas por la presunta compra de falsas quimioterapias durante la era Duarte

El Gobierno del estado de mexicano Veracruz ha anunciado este miércoles una investigación contra cinco empresas por la presunta compra de medicamentos sin principios activos que fueron utilizados, durante el Gobierno del fugado Javier Duarte, en sesiones de quimioterapia en los hospitales estatales.
En un comunicado, el Gobierno, dirigido ahora por Miguel Ángel Yunes Linares desde que la Justicia abrió una investigación en contra de Duarte por tres delitos, ha señalado que incluso antes de la llegada de Duarte al Gobierno estatal, la farmacia del Centro Estatal de Cancerología (CEC) identificó "medicamentos oncológicos con posibles alteraciones en su composición".
En este momento el CEC advirtió del uso de medicamentos sin "principios activos" que, durante el mandato de Duarte, continuaron adquiriéndose a la empresa "relacionada directamente con la primera denuncia".
Así, Yunes Linares ha señalado que desde el pasado 1 de diciembre ordenó al secretario de Salud que verificara "el nivel de surtimiento y la calidad de los medicamentos que se suministran a la población del Estado en los 56 hospitales y más de 700 centros de salud", así como la revisión de los antecedentes sobre denuncias de afectados --familiares y personal sanitario-- por el uso de "medicamentos apócrifos, clonados o piratas".
En este contexto, el gobernador ha iniciado un proceso de verificación de los medicamentos que se están utilizando durante su mandato, así como una investigación a las empresas Sociedad Comercializadora Especialidades Médicas S.A de C.V., Oncopharma S.A. de C.V., LABBSA S.A. de C.V., Suministro MAXBEC S.A. de C.V. y LIDMED S.A. de C.V., relacionadas con estas denuncias.
En el mismo comunicado, el Gobierno de Veracruz ha expresado su "más severo repudio" a todos aquellos que participaron, durante los mandatos de Herrera Beltrán y Duarte, en la adquisición de estos medicamentos que ponían en riesgo la vida de los ciudadanos y se ha comprometido a sancionar a los responsables.
Yunes Linares definió los medicamentos que se habían administrado a pacientes con cáncer, entre ellos niños, durante los dos gobiernos anteriores como "agua prácticamente destilada", medida que se adoptó desde Veracruz debido a una insuficiencia en los presupuestos y por causa de los desvíos de recursos.
Según las cifras de la Secretaría de Salud recogidas por la revista mexicana 'Proceso', una de cada diez muertes por cáncer en México tienen lugar en el estado de Veracruz.
Duarte, acusado de tres delitos, entre ellos los de enriquecimiento ilícito y malversación de fondos, se fugó del estado después de que la Justicia abriera una investigación en su contra.
En noviembre, la Procuraduría General de la República (PGR) congeló 112 de sus cuentas bancarias y le incautó cinco empresas y cuatro propiedades relacionadas con su entorno cercano, para intentar que el prófugo no utilice los recursos obtenidos presuntamente de manera ilícita.
A mediados de octubre, la Fiscalía de México emitió una orden de detención en su contra. Desde entonces, las autoridades no han dado aún con el paradero del exgobernador. La Fiscalía ha solicitado asistencia jurídica a los Gobiernos de Estados Unidos, España y Costa Rica para obtener información de los inmuebles de que dispone, así como de sus cuentas bancarias y empresas en el exterior.