Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela recibe una inyección de 35 millones de nuevos billetes para facilitar el canje monetario

El director del Banco Central de Venezuela (BCV), José Khan, ha anunciado este martes la llegada de 35,5 millones de billetes nuevos de 500 bolívares, una inyección de efectivo que facilitará el canje de los billetes antiguos.
Khan ha detallado que los nuevos billetes vienen desde Estocolmo y llegaron a Caracas en dos tandas el 18 y el 20 de diciembre. Para el próximo jueves se espera una tercera, ha avanzado, de acuerdo con la agencia de noticias oficial, AVN.
Además, la Casa de la Moneda ya ha acuñado más de siete millones de las nuevas piezas de 20, 50 y 100 bolívares. Estas últimas sustituirán al billete de 100 bolívares, hasta ahora el de mayor circulación en la nación caribeña.
El nuevo dinero comenzará a distribuirse a principio de año, según ha anticipado el presidente del Banco Bicentenario de Venezuela, Miguel Pérez Abad. "Estamos trabajando para tener los nuevos billetes el 2 de enero", dijo el fin de semana a Globovisión.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el 11 de diciembre que el billete de 100 bolívares dejaría de ser legal y lanzó nuevos billetes desde los 500 hasta los 20.000 bolívares, como medida para combatir el contrabando de papel moneda.
El escaso plazo concedido por el Gobierno para cambiar los viejos billetes de 100 bolívares provocó largas colas en las sedes del BCV y en los cajeros automáticos para hacer el canje monetario antes de que el dinero perdiera su valor.
En algunos puntos de la geografía venezolana se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad. En el municipio de El Callao cuatro personas, entre ellas dos adolescentes, murieron. Más de 200 personas han sido detenidas por los disturbios.
El Gobierno y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) se han acusado mutuamente de los disturbios y el Palacio de Miraflores ha anunciado nuevas medidas para facilitar el canje monetario y el abastecimiento de billetes.