Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela denuncia la intención de Argentina de asumir la presidencia de MERCOSUR sin cumbre

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha denunciado a su homóloga argentina, Susana Malcorra, por su intención de que Argentina asuma la presidencia 'pro témpore' del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) sin celebrar una cumbre.
En una rueda de prensa desde Brasilia, la ministra de Exteriores argentina, Susana Malcorra, confirmó este jueves que los cancilleres de los cuatro países fundadores del bloque --Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay-- se reunirán el próximo miércoles para comenzar a discutir el plan de acción para el primer semestre del próximo año.
Estas afirmaciones dan a entender que Argentina asumirá la presidencia temporal del MERCOSUR --que le corresponde, por orden alfabético, desde el próximo 1 de enero-- sin que se celebre la tradicional cumbre donde se hace el traspaso de poder cumpliendo con la rotación semestral y a la que deben acudir los cinco miembros.
"La canciller Susana Malcorra afirma que (Argentina) recibirá (la Presidencia de) MERCOSUR sin cumbre de presidentes", ha señalado la canciller a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.
"Es la misma canciller que desconoció el traspaso de MERCOSUR a Venezuela porque no hubo cumbre de presidentes. El cinismo infinito tiene memoria corta", ha añadido.
Venezuela fue suspendida como miembro del MERCOSUR la semana pasada por no cumplir sus obligaciones, suspensión de la que fue informado el presidente, Nicolás Maduro, a través de una carta oficial. En el texto, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay --el resto de países que forman parte del bloque económico-- informaban a Caracas del "cese del ejercicio de los derechos inherentes a un Estado miembro".
Sin embargo, el Gobierno venezolano rechaza este "incumplimiento de sus obligaciones" que achacan el resto de miembros del bloque, ya que considera que ha cumplido el 95 por ciento en la normativa del bloque sudamericano, por lo que consideró su suspensión "injusta" e "ilegal".
El Gobierno argentino ha matizado que "lo de Venezuela no es una suspensión", sino una "cesación de participación".
Esta crisis se inició cuando Uruguay cedió la presidencia del bloque a Venezuela, el pasado mes de julio, tras haber sido el último país en presidir el MERCOSUR, a lo que Paraguay, Argentina y Brasil se negaron, alegando que aún no había cumplido con su obligación de incorporar el acerbo de MERCOSUR a su ordenamiento jurídico, para lo cual tenía de plazo hasta el 1 de diciembre.