Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho dan luz verde a las ventajas comerciales temporales para Ucrania

Los países de la Unión Europea han dado este miércoles luz verde a las ventajas comerciales temporales para Ucrania durante un periodo de tres años, que buscan mejorar el acceso de los exportadores de este país al mercado comunitario debido a la "complicada" situación económica y a los "esfuerzos" reformistas de la ex república soviética.
En concreto, los Veintiocho han respaldado a nivel de embajadores esta medida, que ahora debe recibir el visto bueno formal a nivel ministerial y ser aprobada por el pleno del Parlamento Europeo a finales de julio. Una vez se complete este proceso, entraría en vigor a finales de septiembre.
De esta forma, las medidas incluyen cuotas anuales adicionales libres de aranceles para miel natural (2.500 toneladas), tomates procesados (3.000 toneladas), zumo de uva (500 toneladas), avena (4.000 toneladas), trigo (65.000 toneladas), maíz (625.000 toneladas) y cebada (325.000 toneladas).
Además, el acuerdo supone la eliminación durante este periodo de los aranceles a la importación de productos industriales como fertilizantes, colorantes y tintes, calzado y aluminio, así como para de equipos grabación de televisión y sonido.
En todo caso, se aplicarán algunas medidas de salvaguardia mediante las cuales se obligará a Ucrania a respetar los principios ya incluidos en el acuerdo de asociación, como los valores democráticos, los Derechos Humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho. También se exigirán esfuerzos "sostenibles y continuados" con respecto a la lucha contra la corrupción y las actividades ilegales.
La UE ya comenzó a aplicar ventajas comerciales para Ucrania de manera unilateral antes de la entrada en vigor del acuerdo de libre comercio sellado entre ambas partes, que comenzó a aplicarse de manera provisional en enero de 2016. El acuerdo prevé la progresiva apertura del mercado para bienes y servicios, aunque la UE acordó reducir y eliminar los aranceles más rápido.
Las dificultades económicas de Ucrania ha llevado a la UE a poner sobre la mesa concesiones comerciales adicionales para ayudar a las reformas en Ucrania, cuyas exportaciones a la UE ascendieron a 12.700 millones de euros en 2015, por debajo de las exportaciones europeas a Ucrania (13.900 millones).