Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los separatistas prorrusos imponen como condición la reciprocidad del alto el fuego

Alexander Zakharchenko, primer ministro de la autoproclamada República Popular de DonestkReuters

Los separatistas prorrusos de Donestk, en el este de Ucrania, se han mostrado dispuestos a firmar un eventual acuerdo de alto el fuego con el Gobierno de Petro Poroshenko, siempre que sea recíproco, según ha informado su primer ministro, Alexander Zakharchenko.

Zakharchenko ha explicado que la operación antiterrorista que Kiev lanzó el pasado mes de abril para sofocar la revuelta independentista en las regiones orientales no solo cuenta con el apoyo de las fuerzas regulares, sino también de milicias, como las de Sector de Derechas.
Así, el líder de la autoproclamada República Popular de Donestk ha subrayado en que, si finalmente se firma una tregua, también tendrán que acatarla las fuerzas ucranianas, incluidas las milicias irregulares. "Ya han frustrado acuerdo antes", ha señalado.
En la misma línea, el portavoz del Ministerio de Defensa de Donestk, Vladislav Brig, ha expresado horas antes sus dudas de que Poroshenko, tenga el control sobre todas las todas unidades para hacer que acaten el eventual alto el fuego.
Zakharchenko también ha confiado en que, si se alcanza un acuerdo de alto el fuego, el Gobierno de Poroshenko, escuche las "iniciativas humanitarias" de Donestk, según ha informado la agencia de noticia rusa Itar-Tass.
Por su parte, el viceprimer ministro de Donestk, Vladimir Antiufeyev, ha añadido a la condición impuesta por Zakharchenko para pactar una tregua otra que ha considerado principal: la retirada de las tropas ucranianas de esta región oriental.
Posible alto el fuego
Ucrania ha informado esta mañana de que Poroshenko y Putin habían llegado a un acuerdo para aplicar un "alto el fuego permanente" en las regiones orientales, tras mantener una breve conversación telefónica.
Poco después, el Kremlin ha desmentido este anuncio, aclarando que, dado que Rusia no es parte en el conflicto ucraniano, puesto que oficialmente los combates son entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas prorrusos, no podría acordar una tregua.
En respuesta, Kiev ha corregido su anuncio, matizando que durante la conversación los dos mandatarios llegaron a un acuerdo sobre "el régimen del alto el fuego" en la región de Donbas, donde se encuentran Donetsk y Lugansk, y ambos coincidieron "sobre los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz".
Tras ello, Putin ha adelantado que durante la reunión del Grupo de Contacto para Ucrania que se celebrará este viernes en Minsk podría haber un acuerdo de paz y ha formulado su propio plan para lograr un acuerdo entre Kiev y los separatistas prorrusos.