Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ucrania impone sanciones contra medios rusos en relación con el conflicto en el este

El Kremlin califica de "miope" la decisión y las empresas afectadas lamentan el impacto en sus usuarios
El Gobierno de Petro Poroshenko ha impuesto este martes nuevas sanciones contra objetivos rusos, en este caso empresas 'online' y medios de comunicación, por la injerencia del Kremlin en el conflicto armado en el este de Ucrania, que enfrenta a las tropas gubernamentales y a los separatistas prorrusos desde hace tres años.
De acuerdo con un comunicado emitido por la oficina presidencial y que recoge la agencia de noticias rusa Sputnik, Kiev ha dictado medidas punitivas contra el mayor grupo de Internet de Rusia, Yandex, y otros importantes negocios web, como los operadores de redes sociales Vkontakte y Odnoklassniki.
Kiev también ha impuesto sanciones contra la agencia de noticias Rossiya Segodnya --matriz de Sputnik-- y contra las cadenas Zvezda, TVC, RenTV y otros medios de comunicación. Además, ha ampliado las dictadas contra el director general de Rossiya Segodnya, Dimitri Kiseliov, y la directora de la televisión RT y Sputnik, Margarita Simonian. La Administración de Poroshenko ha prohibido asimismo que las web ucranianas incluyan enlaces a páginas rusas.
Ucrania ha sumado ya más de 400 individuos y entidades rusas a la lista de sancionados por la anexión rusa de la península de Crimea y el apoyo del Kremlin a los separatistas de la región de Donbas.
REACCIÓN DE MOSCÚ
"Es otra manifestación de una política inamistosa y miope hacia Rusia", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en reacción a las nuevas sanciones, considerando que esto deja entrever "quiénes podrían estar detrás de la continua demora del cumplimiento de los acuerdos de Minsk".
"En Ucrania hay pocos medios de información poderosos y populares en el espacio del habla rusa", ha incidido el portavoz, asegurando que el Kremlin sigue la situación muy de cerca y no olvida "el principio de reciprocidad", dando a entender que podría haber acciones de represalia.
Por su parte, Yandex ha asegurado que las nuevas medidas no afectarán a sus beneficios. "El negocio del grupo de compañías Yandex es claramente muy grande, y las sanciones no incidirán negativamente en él, pero consideramos a Ucrania parte de nuestro trabajo y lamentamos que las sanciones echen por tierra largos años de esfuerzos de nuestro equipo", ha señalado la empresa en un comunicado.
Yandez ha advertido de que los más afectados por las sanciones son los usuarios ucranianos. "Son sanciones contra 11 millones de usuarios ucranianos que mensualmente eligen nuestros servicios, y contra miles de organizaciones ucranianas que usan nuestras tecnologías y servicios para desarrollar sus negocios", ha resaltado la empresa, que opera en Ucrania desde 2005.
Por su parte el grupo Mail.Ru, que incluye las redes sociales VK (VKontakte) y OK (Odnoklassniki), ha dicho que continuará ofreciendo servicios a los ciudadanos de Ucrania, pese a las sanciones impuestas por las autoridades de ese país.
"Queremos decir a nuestros varios millones de clientes que nada cambiará en nuestro trabajo, continuaremos ofreciendo todos los servicios a nuestros usuarios en todos los países y las posibilidades existentes de los servicios especiales permitirán utilizar nuestros sitios web", ha sostenido la empresa en un comunicado.
"Como el aporte de los negocios ucranianos en la estructura de ganancias del grupo Mail.Ru es insignificante, no vemos motivo alguno para corregir nuestros planes financieros y continuaremos desarrollándonos activamente en diversas direcciones del mercado", ha añadido, que ha incidido igualmente en que el mayor impacto lo sufrirán los 25 millones de ucranianos que usan sus servicios.