Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yatseniuk advierte de que un conflicto militar "destruiría" la estabilidad del este de Europa

Arseni Yatseniuk, nuevo primer ministro de UcraniaReuters

El primer ministro interino de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha advertido de que un conflicto militar en el este del país supondría una amenaza para la estabilidad de toda la región del este de Europa.

"He sido y soy partidario de una solución diplomática a la crisis, ya que un conflicto destruiría las bases de la estabilidad en la región en su conjunto", ha afirmado Yatseniuk en una reunión con empresarios ucranianos.
Yatseniuk ha rechazado además los intentos de las autoridades crimeas de "robar" posesiones ucranianas. "El gobierno autoproclamado e ilegítimo de Crimea ahora está intentando robar la propiedad nacional de Ucrania (...). Quiero advertir a este gobierno ante cualquier intento de saquear y anexionarse propiedades nacionales", ha añadido.
El primer ministro, instaurado tras la destitución del presidente Viktor Yanukovich, ha expresado la voluntad del nuevo Gobierno de profundizar las relaciones política sy comerciales con la Unión Europea, pero ello, ha argumentado, no debería ser un impedimento para las relaciones con Rusia.
En cuanto a la política económica, Yatseniuk ha desmentido que el Gobierno tenga intención de nacionalizar empresas privadas. "Vuestras propiedades están protegidas", ha afirmado ante los empresarios. Además, ha manifestado la disposición de las autoridades a aceptar las condiciones que plantee el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la concesión de un nuevo crédito.
Este mismo lunes llegará a Kiev un equipo del FMI para abrir el martes las negociaciones para un nuevo paquete de ayuda, según ha confirmado la oficina en Kiev del organismo internacional. La misión permanecerá en el país hasta el 14 de marzo.