Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF alerta de que cerca de 500.000 niños han recurrido a traficantes de personas para llegar a Europa

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este viernes de que, desde enero de 2015, unos 500.000 niños inmigrantes y refugiados han recurrido a los servicios de traficantes de personas para conseguir llegar a Europa.
"Empujados por la desesperación y los retrasos en los procesos caen en manos de criminales dispuestos a beneficiarse de su vulnerabilidad", ha asegurado la agencia de Naciones Unidas. Para conocer la realidad sobre este tema, UNICEF ha recabado datos de distintas fuentes, incluyendo a Europol-Interpol, testimonios de los propios menores, publicaciones de otras agencias de Naciones Unidas, ONG e informes en medios "corroborados".
En este sentido, ha recordado que los datos publicados esta semana por Eurostat revelan que más de 580.000 solicitudes de asilo han sido presentadas por niños en Europa desde enero de 2015. Además, según un informe reciente de Europol-Interpol, más del 90 por ciento de los viajes realizados por las personas refugiadas e inmigrantes que llegan a la Unión Europea son facilitados por traficantes que trabajan para redes criminales, por lo que se estima que al menos medio millón de niños han recurrido a traficantes en algún punto de su recorrido.
En este contexto, los niños no acompañados suponen cerca de 100.000 de estas personas y están "especialmente predispuestos a usar esos servicios", según UNICEF.
"Cerrar fronteras es como cerrar las puertas con llave, pero dejando las ventanas abiertas, esto empuja a los niños, especialmente a los no acompañados, a asumir riesgos mayores", ha afirmado la coordinadora especial de UNICEF para la crisis de refugiados e inmigrantes en Europa, Marie-Pierre Poirier.
"Aunque la oleada de migrantes y refugiados ha bajado considerablemente, los cierres fronterizos, las políticas estrictas de migración y el acuerdo Unión Europea-Turquía han llevado a estos grupos criminales a adaptar rutas de tráfico de drogas y armas bien establecidas por las que transportar a personas refugiadas y migrantes", ha advertido.
Poirier ha hecho hincapié en que "las políticas de control migratorio" son las que a menudo han guiado a los países "en su respuesta, en lugar de las necesidades urgentes y reales y los derechos de los niños refugiados y migrantes".
"Si hubiera opciones legales y seguras, los niños y sus familias no se verían forzados a verse entre las manos de traficantes que llevan a muchos de ellos por rutas peligrosas o irregulares", ha considerado. UNICEF ha señalado que se estima que tanto el tráfico como la trata de personas generan ganancias de 5.000 o 6.000 de millones de dólares al año.
"Como el número de personas haciendo estos peligrosos viajes ha descendido, Europol estima que estos criminales han triplicado sus precios, con muchos migrantes pagando hasta 3.000 euros por cada trayecto de su viaje", ha asegurado.
ENDEUDARSE CON LOS TRAFICANTES
La agencia de Naciones Unidas para la infancia ha explicado que los niños se ven obligados a endeudarse a menudo con los traficantes para ser transportados. "Tener que pagar estas deudas les pone en un riesgo todavía mayor de explotación por parte de los traficantes. Hay informes de niños no acompañados en Francia e Italia que se ven forzados a trabajar, a intercambiar servicios sexuales o coaccionados para cometer crímenes", ha avisado.
En defensa de los niños inmigrantes y refugiados, UNICEF ha hecho un llamamiento urgente para identificar "las acciones de tráfico y trata dirigidas a los niños en tránsito" y ha recordado que es crítico que en países de tránsito, como Italia y Grecia, los actores de protección infantil "estén equipados para poder dar asistencia individual y apoyo a todos los niños migrantes y refugiados vulnerables, con enfoque especial en los niños no acompañados".
En esta misma línea, ha considerado necesaria una recogida de datos de los niños "más estricta en el contexto de la respuesta a personas migrantes y refugiadas en Europa".
"Cuando la calidad de la respuesta mejora e incluye una entrevista personal dentro de las primeras 72 horas, mejor acceso a la información, nombramiento de un adulto de referencia como tutor, actualizaciones frecuentes en su proceso y acceso mejorado a asistencia legal, el riesgo de que el niño se marche de forma inadvertida para continuar su viaje con traficantes se reduce considerablemente", ha explicado.
TRAJABO DE UNICEF
UNICEF ha indicado que ha estado estableciendo equipos móviles en áreas clave con expertos en protección infantil "para proporcionar servicios a niños en tránsito y ayudar a identificar rápidamente a los niños que pueden ser víctimas de tráfico y trata".
Con estos objetivos, el equipo especialista y aliados en los centros de menores no acompañados en Atenas y alrededores y en el puerto de Lampedusa (Italia) están colaborando en la identificación y asistencia de mujeres y niñas que han podido ser víctimas de explotación sexual.
"UNICEF se ha comprometido también a una supervisión e investigación permanente del impacto del tráfico en los niños refugiados y migrantes", ha concluido.