Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF muestra su preocupación tras el atentado frente a una escuela en Tailandia

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha expresado este martes su "profunda preocupación" por la violencia en las provincias del sur del país y su impacto sobre los niños, después de la muerte de una niña y su padre en un ataque con bomba.
"Estamos sorprendidos y entristecidos por este incidente. Las escuelas deben ser lugares de aprendizaje, descubrimiento y recreo para los niños", ha dicho el representante de UNICEF en el país, Thomas Davin.
En este sentido, ha resaltado que "ningún niño y ningún profesional de la educación o cuidador debe vivir o aprender bajo el miedo a este tipo de ataques".
El ataque ha sido ejecutado con motocicleta bomba frente a una escuela de la localidad tailandesa de Tak Bai, ubicada en la provincia de Narathiwat (sur). Un total de diez personas han resultado heridas.
Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, si bien esta táctica es utilizada por varios grupos insurgentes que operan en el sur de Tailandia.
Las provincias del sur, entre ellas Narathiwat, son escenario de este tipo de emboscadas y enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad tailandesas y los rebeldes musulmanes.
Con una creciente actividad armada desde 2004, los insurgentes reivindican la independencia de varias provincias del sur del país como parte de un sultanato islámico que Tailandia se anexionó tras la descolonización.