Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF advierte que más de 380.000 niños refugiados sirios siguen sin poder ir a la escuela en Turquía

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido de que a pesar de que se ha producido un aumento de un 50 por ciento en el número de matriculaciones de niños refugiados procedentes de Siria en Turquía, todavía hay más de 380.000 menores sirios que no tienen acceso a la educación en el país.
"Por primera vez desde que comenzó el conflicto en Siria, el número de niños sirios que van a la escuela en Turquía es mayor que la cifra de niños que permanecen fuera de ella", ha explicado el director ejecutivo de UNICEF, Justin Forsyth, tras visitar los programas de UNICEF en el sur de Turquía.
Turquía acoge a más de 1,2 millones de niños refugiados. A pesar de que en los últimos meses el número de niños sirios que acuden a las escuelas turcas ha aumentado notablemente, UNICEF ha advertido que un 40 por ciento de los menores refugiados en edad escolar siguen sin tener acceso a la educación, que desde la organización han asegurado que para muchos de estos menores supone su "único salvavidas" de cara al futuro.
"Turquía debería ser felicitado por este gran logro. Pero si no se proporcionan más recursos, sigue habiendo un riesgo real de 'una generación perdida' de niños sirios, privados de las capacidades que un día necesitarán para reconstruir su país", ha añadido Forsyth.
Desde 2013, UNICEF, en colaboración con el Gobierno turco, ha ayudado a construir, renovar o reformar cerca de 400 escuelas y ha formado a unos 20.000 profesores sirios voluntarios. Se estima que alrededor de 13.000 profesores aproximadamente reciben incentivos mensuales.
Un total de 2,7 millones de niños sirios no van al colegio. La mayor parte de estos menores sin escolarizar se encuentran dentro de Siria, donde viven en riesgo constante. Unos 300.000 niños están atrapados en zonas bajo asedio en Siria y otros 2 millones están en áreas que llevan meses sin recibir ayuda humanitaria esencial a causa de los combates y el acceso restringido. Esta cifra incluye a 700.000 niños en zonas controladas por el Estado Islámico, como la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.