Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF advierte de que casi la mitad de los casos de cólera en Yemen son niños

La agencia de la ONU apela a resolver el problema del impago de los salarios del personal sanitario
Casi la mitad de los más de 124.000 casos de cólera que se han registrado en Yemen como consecuencia del brote que afecta al país son niños, ha advertido este martes la representante del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Meritxell Relaño.
"El brote de cólera en Yemen sigue propagándose a una rapidez alarmante", ha subrayado en un comunicado, denunciando que "los niños siguen llevándose la peor parte de la guerra en Yemen". De las 923 muertes contabilizadas desde finales de abril, los niños suponen una cuarta parte, ha indicado, explicando que "muchos de los que han muerto o enfermado de cólera padecían desnutrición".
Según Relaño, el brote de cólera "está superando a lo que queda del sistema de salud" del país, seriamente afectado por los más de dos años de guerra civil. "Los hospitales y los centros de tratamiento se están esforzando para hacer frente al gran número de pacientes que llegan de todo el país" y "las medicinas y los fluidos intravenosos se están agotando rápidamente", ha precisado.
La responsable de UNICEF ha puesto en valor el que "pese a los enormes retos, los trabajadores sanitarios no han escatimado esfuerzos a la hora de responder a la emergencia", y ello pese a que "no han cobrado sus salarios desde hace casi nueve meses".
"Sin una solución urgente para pagar a los trabajadores sanitarios, más niños morirán, no importa cuánta ayuda humanitaria se entregue al país", ha advertido la responsable de UNICEF, ya que, "sin un final a la vista del conflicto, el brote de cólera, y potencialmente otras enfermedades, seguirán acechando las vidas de los niños", ha agregado.