Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNESCO condena la muerte del periodista filipino Larry Que, asesinado tras publicar un artículo

La directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, ha condenado la muerte del periodista filipino Larry Que y ha instado a las autoridades que investiguen el asesinado del reportero, que tuvo lugar en la ciudad de Virac, capital de la provincia de Catanduanes.
Larry Que, periodista y editor del diario digital 'Cantanduanes News Now', fue asesinado a tiros el pasado 19 de diciembre tras haber escrito un artículo sobre una serie de negligencias cometidas por las autoridades locales en relación con un laboratorio de metanfetamina.
"Pido a las autoridades filipinas que hagan todo lo que esté en sus manos para que los responsables de este crimen sean llevados a juicio", ha señalado Bokova en un comunicado difundido este miércoles.
"Los periodistas deberían poder trabajar en condiciones de seguridad que garanticen el flujo libre de información", ha añadido, antes de apuntar que es "vital" para la sociedad que la seguridad de los reporteros sea protegida.
El Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas aseguró que Que, al frente del diario desde hacía tan sólo dos semanas, sugería que el Gobierno local podría haber cometido algún tipo de negligencia al permitir que se estableciera un laboratorio de preparación de 'shabú', una peligrosa anfetamina.
El pasado mes de octubre, el presidente del país asiático, Rodrigo Duterte, ordenó la creación de una comisión gubernamental para proteger a los periodistas e investigar los ataques que se han producido en los últimos meses contra medios de comunicación en el país, que se ha convertido en uno de los más peligrosos para el sector de la prensa.
No obstante, meses atrás, Duterte respondió duramente al ser cuestionado sobre cómo abordar el problema de asesinatos a periodistas, señalando que "sólo porque uno sea periodista no está exento de ser asesinado".
El entonces relator especial para ejecuciones sumarias de Naciones Unidas, Christof Heyns, advirtió entonces de que un mensaje "de esta naturaleza" equivale a "incitar a la violencia y al asesinato".