Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE podrá sancionar a terroristas ligados a Estado Islámico y Al Qaeda sin esperar a la ONU

Los Veintiocho han acordado este martes nuevas normas que permitirán a la Unión Europea imponer sanciones de forma "autónoma" a personas o empresas ligadas a los grupos terroristas Estado Islámico y Al Qaeda, sin tener que esperar a que esos nombres sean incluidos en una lista de Naciones Unidas.
Hasta ahora, el bloque se veía obligado a esperar a que la ONU incluyera los nombres en sus listas de sancionados o bien limitar las medidas restrictivas a decisiones individuales de cada Estado miembro.
El objetivo es agilizar la imposición de sanciones, como la congelación de haberes y la prohibición de entrada a la UE, a aquellas personas o sociedades vinculadas a las dos organizaciones terroristas.
Este nuevo marco legal servirá también para sancionar a los llamados "combatientes extranjeros", ciudadanos europeos que viajan a Siria o Irak para ser formados como terroristas, con el objetivo de regresar a Europa para atentar.
Para ello, la UE podrá dictar medidas restrictivas contra quienes viajen o tengan previsto salir o entrar de suelo comunitario con fines terroristas. En el caso de los ciudadanos europeos a los que se aplique este castigo, no podrán desplazarse a ningún otro Estado miembro distinto al suyo.
Los criterios para el nuevo listado de la UE establecen que podrán ser sancionados quienes hayan participado en la preparación o realización de atentados, pero también quienes hayan proporcionado a Estado Islámico o Al Qaeda "financiación, combustible o armas" y quienes hayan recibido instrucción.
Reclutar nuevos combatientes, incitar o provocar públicamente actos de apoyo a estos grupos terroristas o verse implicado en abusos graves de los Derechos Humanos fuera de la UE, como violaciones, secuestros, matrimonios forzados y la esclavitud son otras de las actividades sancionables bajo el nuevo marco de la UE.