Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE mantiene sanciones contra presidente y primer ministro 'rebeldes' y el presidente de la Cámara de Tobruk

Los Gobiernos europeos han aprobado este viernes extender seis meses más las sanciones contra el presidente y el primer ministro del Gobierno 'rebelde' de Trípoli, Nuri Abusahmani y Jalifa Al Ghwell, respectivamente y el presidente de la Cámara de Representantes (el Parlamento legítimo de Tobruk), Aguila Saleh, en respuesta al deterioro de la crisis en Libia.
"Dada la gravedad de la situación, el Consejo ha prolongado las sanciones contra Libia, dirigidas contra tres personas, durante seis meses", ha confirmado la UE en un comunicado.
Los Veintiocho impusieron el 1 de abril sanciones contra ellos --congelación de sus activos y prohibición de entrada en la UE-- por obstruir los esfuerzos para formar un Gobierno de unidad nacional en Libia en base al acuerdo de diciembre de 2015 que permitiera avanzar para poner fin a la grave crisis política y de seguridad que vive el país desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 por los enfrentamientos entre facciones y milicias y el auge del Estado Islámico.
"El Consejo sigue preocupado por la situación en Libia y, en particular, por los actos que amenazan la paz, la seguridad o la estabilidad en el país e impiden o socavan la conclusión con éxito de la transición política en Libia", reza la nota.
La UE ha prometido una ayuda inicial de 100 millones de euros para el nuevo Gobierno de unidad en Libia y ha aceptado formar a sus guardacostas para ayudarle a atajar a las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo, al tiempo que estudia lanzar una misión civil para ayudar a formar a la Policía en materia de Justicia Penal.